Actualidad

Piden ayuda del Gobierno a deudores morosos del agro cordobés

A unos 10 mil millones de pesos asciende la cartera morosa que tienen, ante el Banco Agrario, más de 1200 campesinos del Alto Sinú, muchos de los cuales estarían a punto de perder sus propiedades. Así lo expresaron Rogelio López y Héctor Dueñas, del movimiento Dignidad Agropecuaria en Córdoba.

Rogelio López, representante legal de la Asociación Agrícola y Pecuaria del Alto Sinú (Agropecualsinú), dijo que la situación para estos deudores de Banagrario que no han podido pagar sus créditos ha llegado al punto que ya algunos han visto como los abogados de las empresas en las que la entidad bancaria delega los cobros han amenazado con acudir al embargo.

Indicó que son deudas que han venido quedando por la imposibilidad de pagar, ante las olas invernales de 2010, 2011 y 2012, y las posteriores afectaciones del fenómeno de la Niña en 2016. Los dirigentes exponen que ha faltado ayuda del Estado para la recuperación de los campesinos que perdieron sus cultivos. “Si no les ayudan para reactivarse, como van a tener para pagar sus deudas”, afirmó López.

A su turno, Dueñas, coordinador departamental de Dignidad Agropecuaria, manifestó que la seccional de Córdoba del Banco ejecuta las directrices que se dan a nivel nacional. “Los abogados han llegado es a amenazar y a ejecutar embargos, remates de bienes. Por eso tenemos que hacer algo para que el gobierno nos atienda de manera responsable”, anotó.

‘No les prestan’

“La situación es aún peor, porque las sucursales del banco no le están prestando al campesino nuevo”, indicó el representante legal de Agropecualsinú. “Desde el año pasado se suspendieron los préstamos para nuevos créditos, porque el banco lo decidió, ante la cartera morosa que hay”, agregó.

Afirmó que quienes ya tienen créditos en el Banagrario consiguen préstamos, “pero cuando llega uno nuevo, si no tiene tierra para hipotecar no le dan el crédito”.

Agregó López que la situación también se viene presentando en el Bajo Sinú, que es cubierto por la sede Cereté. “Tenemos una grave crisis que no sabemos cómo vamos a resolver”, reclamó.

Indica López que la situación en el Alto Sinú es más dura. Explicó que, la ley 1731 de 2014 disponía que por intermedio de la oficina de riesgos agropecuarios, el Estado “debía comprar la cartera morosa castigada a 31 de diciembre de 2013, de todos los campesinos de Córdoba que hubieran sido víctimas de fenómenos atmosféricos, climáticos y de toda índole; y en el Fonsa de 2014 se compró una cartera en Córdoba, pero a nosotros no nos metieron por fenómenos agropecuarios, sino por fenómeno de bajos precios”.

De ahí que, según López, de más de 1300 campesinos afectados, solamente se beneficiaron nueve. Se queja que en 2016, hubo una resolución para aliviar la carga, pero solo “con el pago de seis meses de intereses de los campesinos que ya habían hecho normalización de cartera”.

Recordó que en su reciente visita a Puerto Escondido, la semana pasada, se le preguntó al ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Andrés Valencia Pinzón, sobre la situación y dijo que no había recursos para cubrir las deudas de los créditos.

¿Qué opinas?

¿Algo para comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top