País

Al proyecto de cadena perpetua le siguen haciendo ‘zig-zag’ en el Congreso de la República

Parece como si el proyecto de cadena perpetua para violadores y asesinos de niñas y niños no le interesara a muchos congresistas en el país, como si el peor enemigo de éste fuese el Congreso de la República y no los verdugos que atentan contra la integridad física de los pequeños. Esa es la percepción que quedó este martes entre los colombianos, luego de que se conociera la noticia del aplazamiento esta tarde del inicio del primer debate de esta iniciativa que va en pro de la defensa de los derechos fundamentales de la niñez colombiana.

Aconteció lo mismo que se viene registrando meses atrás con sesiones que no prosperaron por miles de impedimentos presentados por diversos congresistas de distintos partidos políticos, lo que casi conlleva al hundimiento de esta iniciativa hace unos meses atrás.

Por ello, fue presentada nuevamente y empezaba su primer debate, de ocho previstos, hoy en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes, pero no transcurrió mucho cuando la representante a la Cámara por el Partido Centro Democrático, Margarita Restrepo, presentó una proposición en la que calificó de “populista” el proyecto.

La Representante uribista, antes de que iniciara el debate, pidió la palabra para solicitar el aplazamiento del mismo para después de las elecciones a gobernaciones, alcaldías y concejos municipales del próximo 27 de octubre, manifestando que el proyecto no es más que algo populista y electorero.

Margarita Restrepo solicitó el aplazamiento de la medida de #CadenaPerpetua para violadores de niños, para que sea votada después de las elecciones del 27 de octubre.

En tal sentido, desde la presidencia de la Comisión Primera de la Cámara de Representantes fue sometida a consideración de los 32 representantes asistentes la propuesta, siendo la votación 16 por el sí y 16 por el no, razón por lo cual terminó siendo postergado el inicio del primer debate para mañana, si no vuelve a suceder algo, a partir de las 9:00 a.m.

Uno de los congresistas cordobeses que funge como ponente en este Proyecto de Ley que es acogido por los colombianos es el representante a la Cámara por el Partido de La U, Jorge Enrique Burgos, quien al respecto se mostró enfadado por lo que consideró él una falta de interés de varios de sus colegas para con la iniciativa que busca poner tras la rejas de por vida a los violadores y asesinos de niñas y niños en el país.

“Cómo es posible que el primer debate en el que se iba a empezar a tratar el tan necesario Proyecto de Ley haya iniciado con aplazamientos, sustentaciones injustificadas y las mismas ‘trabas’. Como ponente estoy indignado y molesto por la actitud de varios de mis colegas que dieron su voto para que se aplazara la sesión, estamos enviando un mensaje negativo a la sociedad colombiana”, expresó el congresista cordobés.

En la misma línea crítica y molesta, el Representante cordobés sostuvo: “Esto para mí no es más que una burla y una desatención por parte de varios congresistas para con esta iniciativa que está encaminada en proteger y hacer valer los derechos de la niñez en Colombia, además de castigar con todo el rigor de la justicia a los victimarios de nuestros pequeños”.

Por último, invitó a todos los que están ‘colocándole palos a la rueda’ a que trabajen por sacar avante esta importante propuesta legislativa.

“Por favor, amigos congresistas que están frenando el avance de este PL, no aplacemos más estas discusiones, tanto ustedes como mi persona tenemos hijos, hagámoslo por ellos, no sigan incumpliendo el Artículo 44 de nuestra Constitución Colombiana que reza y nos conmina a nosotros los congresistas a crear, impulsar, promover y aprobar iniciativas que resguarden los derechos fundamentales de la niñez colombiana”, dijo.

Y es que los aplazamientos, ‘peros’ y dilaciones para con la idea de implementar en Colombia este acto legislativo también tiene como ‘contras’ argumentos como que este país no cuenta con la capacidad fiscal ni penitenciaria para asumirlo, ya que actualmente se presenta un 51% de hacinamiento en las cárceles del país, debido a que de los 113 centros de reclusión en Colombia, 102 están en estado de emergencia. Así mismo, explican que cada preso le cuesta al Estado 1.800.000 pesos y no hay recursos para financiarlos.

Lo único cierto hasta ahora es que, mientras siguen los que apoyan y los que rechazan tratando de aprobar o hundir el Proyecto de Ley, las miradas de los colombianos siguen expectantes y estarán puestas mañana en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes, esperándose que arranque de una vez por todas las discusiones y tomen una decisión definitiva al respecto.

¿Qué opinas?

¿Algo para comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top