Cultura

‘Preservando los Manglares’, ganador del XXXI Festival Nacional del Burro, San Antero

Sobre las 6:00 p. m., se conoció el nombre del burro ganador de este año, del segundo y tercer lugar.

Con un mensaje ambientalista y de conservación del ecosistema que existe en la bahía de Cispatá, el burro Con un mensaje ambientalista y de conservación del ecosistema que existe en la bahía de Cispatá, el burro ‘Preservando los Manglares’ logró el primer puesto en la edición 31 del Festival Nacional del Burro en San Antero, Córdoba.

La creadora del disfraz del animal, Istabay Grau, sostuvo que el mensaje de conservación de los manglares fue dirigido a sus coterráneos, y al resto de la sociedad colombiana, “para que no se nos siga agotando el oxígeno”.

“Los manglares son pulmones para el mundo. La invitación es a cuidar nuestra bahía de Cispatá, donde encontramos todas las especies mangláricas: Pliñuelo, Zaragoza, Bobo, Humo y Rojo”, señaló Grau.

El segundo lugar fue para el burro ‘Maburro’, que representó una parodia del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

El tercer lugar fue para el burro ‘Audiencia de la Burra Gata’, una parodia con la situación judicial de la ex empresaria del chanche Enilse López.

En esta oportunidad el primer lugar obtuvo $ 6 millones, el segundo $ 4 millones y el tercero $ 2 millones.

Quien entregó la corona en esta edición 31 fue el ‘Burro Móvil Papal’, ganador en el 2017 y de propiedad de Nelson Villalobos, otro de los nativos que se ha entregado con alma y vida al Festival Nacional del Burro.

El año pasado el segundo lugar fue para el burro ‘Accidente Trágico’, de Raldis Núñez Bravo y el tercer puesto fue para la burra ‘la Niña Emilia’, de Carlos Martínez Lombana.

Este es un evento que se le ocurrió hace tres décadas a un grupo de sananteranos entre ellos el docente Cristóbal Correa y los hermanos Armando y Leonidas Cabeza. También participó como ideólogo el periodista local y de trayectoria radial Adalberto Padilla.

Este último explica que el gran objetivo fue encontrar una manera jocosa y divertida para rendirle homenaje al compañero de luchas del campesino.

“Se nos ocurrió hacer esta fiesta porque eran muchos los festivales que se realizaban en el país, y en San Antero lo que hacíamos en Semana Santa era el paseo de Judas, únicamente. Sin embargo, en 1987 nos reunimos varios nativos, discutimos el nombre de un festiva y coincidimos en la importancia que ha tenido el burro y decidimos que el animal merecía un homenaje en el tiempo, tanto que se ha mantenido entre generaciones”, explica el periodista Adalberto Padilla.

Padilla explica que el burro sigue ocupando lugar de importancia en la vida de los habitantes de este municipio costero de Córdoba, especialmente en la zona rural donde es el compañero de carga del campesinado.

“Aquí a San Antero está llegando la modernización y la tecnología, pero el burro jamás ha sido y no será desplazado, la importancia de este animal sigue latente”, precisó Padilla.

Asegura que el censo asnal en este municipio es de unos 750 ejemplares, por lo menos 200 más que hace tres años.

Tomado: Eduardo García.

 

¿Qué opinas?

¿Algo para comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top