Músicos monterianos confinados en Ecuador piden transporte humanitario para regresar a Colombia

Las jornadas de alegría, que transmiten con su música vallenata se han convertido en largos días de incertidumbre y desespero para los músico monterianos José Luis Barrios Nisperuza, conocido como “Porola” y su hijo José Barrios Rossi, quienes desde antes de la cuarentena decretada en Colombia por la pandemia del Covic 19 permanecían en el vecino país ecuatoriano de gira musical.

No obstante en Ecuador también se adoptaron las medidas de aislamiento ante la emergencia provocada por el virus. En tal sentido a los monterianos padre e hijo les tocó quedarse en el vecino país. No obstante transcurrido más de dos meses lo que habían ganado lo gastaron en arriendo y alimentación pues no tienen familiares en el país de los guaraní. En estos momentos padecen por falta de alimentos y obviamente por no poder trabajar en medio de la pandemia.

Así las cosas padre e hijo piden ayuda al gobierno colombiano y a los gobernantes locales(gobernador de Córdoba y alcalde de Montería) para poder regresar a Montería en medio de un transporte humanitario,

Los monterianos piden a la cancillería colombina replantear su posición y ayudarlos tal como pasó con la joven con cáncer que se encontraba en Rusia y gracias a un transporte humanitario pudo regresar a Colombia. ya que su respuesta inicial es desalentadora para los músicos colombianos.

“De manera atenta le comunicamos que en estos momentos no hay posibilidad de regreso a Colombia, debido a las medidas tomadas por ambo gobiernos en respuesta a la emergencia generada por el COVID 19, para proteger la salud pública y evitar la propagación de virus. En caso de llegar a darse un vuelo, cada repatriado tendría que asumir el costo del tiquete y de la cuarentena en Bogotá, que sería la ciudad de llegada, de acuerdo con la resolución 1032 de 2020 de Migración Colombia”, indico como respuesta a un correo de solicitud de ayuda humanitaria la Cancillería de Colombia.

Los colombianos en medio de la pandemia en Ecuador están condenados a morir de hambre lejos de su hogar a menos que las autoridades colombianas decidan ayudarlos.