Pavimentación de la prolongación de la calle 41 mejorará la movilidad

Con la fundición en concreto rígido de 74 metros lineales, toma forma la recuperación de la malla vial en la prolongación de la calle 41, en cercanías a la glorita de El Campesino. Se estima que en 20 días el tramo esté habilitado, si las condiciones climatológicas así lo permiten.

Las obras de rehabilitación que se realizarán en la calzada oriente-occidente, empezaron el pasado 7 de junio, con la demolición de la capa asfáltica la cual será sustituida por concreto, con la finalidad de que este tramo tenga una vida útil más extensa.

Este cambio representará un ahorro para la administración en materia presupuestal ya que el mantenimiento preventivo de la vía se hará por lo menos en 5 años.

Cabe recordar que debido a la huella de frenado que producen los vehículos, la capa asfáltica se levantaba, generando un desgaste prematuro de la misma, a causa de alto flujo vehicular que existente en ese punto.

Dentro del plan de acción de los trabajos que son ejecutados por el Consorcio Mejoramiento Vial Montería 2020, también se intervendrán otros puntos a lo largo de la prolongación de la calle 41, para mejorar y corregir el drenado de las aguas que se estancan sobre la misma. Así mismo, se realizarán trabajos sobre la calle 29 en el tramo comprendido entre la carrera 15B y el centro comercial Nuestro.

Cabe recordar que, con el plan de mejoramiento de la malla vial en Montería, ya se han recuperado varios tramos, ubicados en la carrera 15 entre calles 23 y 24, y 23 y 27 del barrio Costa de Oro, al que se suman los 2.691 metros cuadrados del barrio El Recreo, desde las calles 64 hasta la 70 y las carreras 2ª, 3ª, y 4ª.

Así mismo, en el barrio La Castellana se intervinieron la calle 62b entre carreras 7ª y 9ª; las calle 57 hasta la 59 con carrera 9ª y la calle 60 entre carreras 9ª y 10ª. También la carrera 9ª con transversales 1ª y 2ª del barrio Panzenú, así como el mantenimiento en asfalto, en la calle 41 con Avenida Circunvalar, donde se intervino un área de 1.400 metros cuadrados.

Los resultados de los trabajos, también se pueden ver en la glorieta del barrio Cantaclaro, con la intervención de 3.000 metros cuadrados y en el retorno del puente Segundo Centenario, abarcando un área cercana a los 1.500 metros cuadrados.