Siamesas de dos años, separadas con éxito

Eva y Erika Sandoval, siamesas de dos años, fueron separadas exitosamente tras 17 horas de cirugía. En el Hospital para Niños Lucile Packard de Stanford, Estados Unidos, un equipo de aproximadamente 50 médicos logró no solo separarlas, sino también practicarles cirugías reconstructivas.

«Se ven maravillosas. Son maravillosas y ahora están descansando», dijo Aida, la madre de las pequeñas.

Eva y Erika. La Opinión.

Eva y a Erika estaban unidas del pecho para abajo, compartían hígado, vejiga, aparato digestivo y una tercera pierna. Felices, sus padres ya las pueden ver descansar tranquilamente en camas independientes. «Es un poco como decir ‘¿dónde está tu otra mitad?’. Va a tomar un poco acostumbrarse», sostuvo su madre.

Eva y Erika nacieron en 2014 y pasaron siete meses en el hospital. Estos dos años sufrieron más de 20 infecciones urinarias por el hecho de compartir la vejiga. Para la cirugía de separación les hicieron un tratamiento para extender la piel y poder cubrir todas las partes de sus cuerpos al ser separadas, así mismo primero los médicos se enfocaron en el área de la pelvis, luego en el hígado y en otros órganos.

Según el Centro Médico de la Universidad de Maryland, uno de cada 200.000 nacimientos resulta en bebés siameses. En el 50% de estos nacen muertos y el 35% sobrevive solo un día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.