Se prende el ventilador: ¿qué dijo Alejandro Lyons contra Besaile, Bustos, Tarquino y Ricaurte?

El exgobernador de Córdoba reveló a la Fiscalía los negocios entre él, el senador y los exmagistrados para modificar procesos.

Hace apenas 25 días, tras culminar su acuerdo con la Fiscalía, Alejandro Lyons rindió esta, su primera declaración como testigo del llamado Cartel de la Toga. Sus revelaciones han sido la columna vertebral de un expediente que ya tiene a un expresidente de la Corte Suprema de Justicia en la cárcel La Picota y a otros dos bajo sospecha.

Lo primero que dijo Lyons es que hablaba bajo el paraguas de un acuerdo pactado e inmodificable con la Fiscalía: que solo purgaría una sentencia de 62 meses de prisión y que debía devolver 4.000 millones de pesos del saqueo a Córdoba que terminaron en sus bolsillos.

Hecha esa salvedad, la emprendió contra el prófugo senador Musa Besaile.

Fiscalía pide a la Interpol circular azul en contra del senador Musa…
“En febrero de 2015 me reuní en Bogotá con el actual senador Musa Besaile (…) me comentó que magistrados de la Corte Suprema de Justicia le habían exigido a través del señor Gustavo Moreno una plata para frenar una orden de captura y que él había acordado con ellos un valor de $2.000 millones de pesos”, aseguró.

Según Lyons, el congresista le pidió plata para cancelar esa exigencia.

“Me dijo que si le podía dar $1.000 millones (…) le respondí que le podía entregar lo que a él le correspondía por unos acuerdos que teníamos en algunos temas de corrupción administrativa, la suma de $600 millones”.

El exgobernador contó que le pidió a Besaile unos días para cuadrarlo todo, que su asesor jurídico y amigo Sami Spath le ayudó a juntar el dinero y que lo metieron en una tula.

“Él presenció además cuando el senador llegó, se reunió conmigo en la sala de mi apartamento y se retiró con el dinero que previamente habíamos puesto en el bolso o tula”, agregó el exgobernador.

Lyons fue muy claro sobre el destino que le dio Musa Besaile a esos 600 millones de pesos.

“Tenía como destino los magistrados Leonidas Bustos y Francisco Ricaurte”.

Exmagistrado Leonidas Bustos habría incidido en 21 procesos de Luis…
Alejandro Lyons también contó detalles que salpicaron al expresidente de la Corte Suprema de Justicia Camilo Tarquino. Para él no hay duda de que Tarquino era uno más del Cartel de la Toga.

Las revelaciones de Lyons dejaron muy mal parado al exmagistrado Camilo Tarquino. Según dijo, la excongresista Muriel Benito Rebollo, condenada por parapolítica, lo contactó con él pues era su amigo. Las primeras reuniones fueron para valorar los procesos del exgobernador en la Fiscalía. Tarquino, en calidad de abogado, pidió plata para empezar a moverse.

“Muriel Benito llamó a mi papá para que le enviáramos un dinero a Tarquino para él tener plata para un café, unos almuerzos, para moverse (…) mi papá pregunta que cuánto y ella le dice $60 millones”.

Al final solo le dieron 30 millones de pesos. Pero en la cuarta y última reunión con Tarquino, éste le dijo a Lyons que su caso era crítico en la Fiscalía.

“El tipo me dice que mi proceso está complicado, que él había hablado con algunos magistrados de la sala penal, puntualmente con el señor Leonidas Bustos (…) yo le pregunto qué tiene que ver Bustos que es un magistrado de la corte con mi proceso en la Fiscalía y él me responde con una sonrisa de manera irónica que no me preocupara por eso, que ellos respondían y que Bustos tenía injerencia y poder suficiente para resolver mi tema en la Fiscalía”.

Entonces, de acuerdo con el testigo, Tarquino le pidió 20 mil millones de pesos para arreglarlo todo, pues ya había hablado con Bustos.

“Yo casi me desmayo cuando me dicen eso, me salgo como a un balcón o terraza que tiene él en su apartamento, duro como cinco o diez minutos tomando aire, me dio impotencia, rabia. Retorno y le digo que no tengo ese dinero”.

El encuentro se dio en la casa de Tarquino ubicada en el exclusivo sector de Santa Ana. Un predio que, según documentos públicos, cuesta 900 millones de pesos. Lyons manifestó algo más en relación con Tarquino.

“Lo primero que él hacía era quitarnos los teléfonos celulares, los ponía en una mesita y prendía un equipo que tenía encima de esa mesa y prendía música”.

Un testimonio muy fuerte que tiene hoy al exmagistrado Tarquino bajo sospecha.

Y un dato de cierre. Alejandro Lyons contó que en 2014, durante un encuentro judicial en Montería, conoció personalmente al expresidente de la corte Francisco Javier Ricaurte y al magistrado José Leonidas Bustos. Según dijo, pudo darse cuenta de que eran íntimos amigos.

“Usted y Bustos dirigieron una organización criminal”: Fiscalía a…
Además, Lyons aseguró que poco después Ricaurte lo llamó a su celular para pedirle que votara por él a la presidencia de la Federación de Departamentos. Lyons, en efecto, voto por él, pero en esa ocasión el elegido fue el exministro Amilkar Acosta.

En síntesis, la confesión de Lyons deja muy mal parados a muchos y nuevas capturas parecen estar a la vuelta de la esquina.

Tomado: Noticias Caracol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.