Agua y barro, el dolor de cabeza de la comunidad El Dorado

Los habitantes del barrio El Dorado de Montería la están pasando mal por culpa del barro y el agua de alcantarilla estancada en la vía.

Sus moradores aseguran que conviven con este problema desde el pasado 24 de diciembre cuando la Alcaldía de Montería inició la instalación de las acometidas del alcantarillado. El sedimento que extrajeron de las cunetas fue tirado a las calles y dicha situación es la que hoy tiene desesperada a la comunidad.

Los residentes del sector aseguran que se sienten aislados y que a los niños no los pueden llevar al centro de salud porque el barro y los huecos que se forman son un peligro. “Los olores son insoportables nos están asfixiando y además, causan estragos en la salud de los menores”, indicó Juana Fuentes, habitante afectada.

La comunidad exige a los responsables de esta situación que se apersonen cuanto antes del problema y den una pronta solución.

Alex Salazar, interventor de la fase III del alcantarillado del barrio el Dorado culpó a “las conexiones no autorizadas al sistema de alcantarillado realizadas por algunos usuarios para evacuar aguas lluvias, sumado al vertimiento de elementos sólidos a las redes, esto genera el rebosamiento de aguas negras y malolientes», indicó

Alex Salazar, interventor fase III.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.