Con hechos aislados que no representan el sentir de los estudiantes, Montería sigue marchando pacíficamente

La jornada de protesta social pacífica realizada en la tarde del miércoles 5 de mayo convocada por estudiantes universitarios contó con el acompañamiento permanente de organizaciones garantes de derechos humanos, Gestores de Convivencia y Policía Metropolitana.

Las manifestaciones pacíficas siguen siendo protagonistas en Montería, pese a los hechos aislados que se registraron en la marcha convocada ayer por estudiantes universitarios, el balance es positivo en comparación con lo que están viviendo otras ciudades del país.

Sobre las 4:00 p.m. se instaló el Puesto de Mando Unificado presidido por el Alcalde, Carlos Ordosgoitia con la presencia de representantes estudiantiles universitarios, con quienes se coordinó la ruta por donde inicialmente se realizaría el recorrido de la manifestación.

Fueron instaladas en puntos estratégicos dos máquinas de bomberos, una en la calle 27 con carrera 10 y la otra en el barrio Juan XXIII margen izquierda, para atender cualquier tipo de emergencia que se registrara en el lugar. Así mismo, la E.S.E. Vidasinú dispuso en el hospital del barrio El Amparo y La Granja una ambulancia para cualquier requerimiento, como también el apoyo del personal de la Defensa Civil.

La comunicación entre el Puesto de Mando Unificado y los representantes estudiantiles universitarios que participaron de la marcha fue constante logrando así identificar el factor problema que se presentó al finalizar la manifestación y tomar la sugerencia de apartarse de un grupo de 40 jóvenes, aproximadamente, que portaban piedras, quienes finalmente generaron una afectación en la propiedad privada de algunos locales ubicados en la Avenida Circunvalar con calle 38, que fue atendida y controlada por uniformados de la Policía. Un miembro del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos resultó herido en los hechos, situación que fue rechazada por las autoridades y miembros garantes de la manifestación.

Aunque no se respetó la ruta establecida dentro del PMU, se mantuvo siempre acompañamiento de los Gestores de Convivencia de la Secretaría de Gobierno, Tránsito, Personería, Procuraduría, Defensoría del Pueblo, Comité Permanente por la Defensa de los Derechos y Policía Metropolitana, brindando todas las garantías tanto a los manifestantes como a la ciudadanía que no participó de la manifestación.

Así mismo, el comandante de la Policía Metropolitana se refirió a un contenido que circuló en redes sociales sobre una publicación al parecer de funcionarios de la institución, el cual una vez verificado se pudo constatar que no hacían parte de los 1.980 hombres y mujeres que lo conforman y que, al parecer, quería generar mala reputación de la institución sumado a un audio que circulaba por whathsapp donde hablaban sobre presuntas afectaciones que se generarían en la ciudad con la protesta para crear sensación de intranquilidad a la ciudadanía.

Finalmente, siendo las 8:40 p.m. se realizó el Comité de verificación y cierre del Puesto de Mando Unificado, dando un parte de tranquilidad del resultado y el comportamiento de los jóvenes participantes, quienes a pesar del altercado, lograron finalizar con éxito como estaba previsto inicialmente en la Plaza Cultural del Sinú.

En el momento en que se conoció que uno de los del grupo de jóvenes que se dividió de la marcha inicial fue presuntamente golpeado, inmediatamente se comenzaron las investigaciones correspondientes para esclarecer los hechos. Igualmente, se verificará los daños a bien ajeno de un local comercial en la Avenida Circunvalar a la altura de la calle 38.

Desde la Administración Municipal se continuará brindado garantías a las jornadas de protesta pacífica programadas para los próximos días.