Deporte

La hora del campeón

Por: Carlos Castañeda Quant

La final del Apertura está abierta. Ese convencimiento lo tienen tanto los integrantes del Atlético Junior como los del Deportivo Pasto. Tras la victoria 1-0 del equipo Tiburón en el juego de ida, el onceno pastuso tendrá que salir a buscar la victoria en el estadio El Campín, este miércoles, en el cotejo de vuelta.

El show mediático con la demorada escogencia de la sede para este cotejo ha terminado y ahora tanto los técnicos Julio Comesaña y Alexis García, como los jugadores y la hinchada se concentran en lo netamente deportivo, el juego definitivo, que arrancará a las 7:45 de la noche.

Los dirigentes pastusos y el técnico García apuestan a que la altura de Bogotá será su gran aliado para vencer al onceno caribeño, que deberá regular su juego para administrar el gasto de oxígeno y no “ahogarse” en El Campín.
Al Junior, llegar con la ventaja de ir arriba en el marcador, le servirá para intentar jugar con paciencia, a la espera de lo que proponga su rival.

Sí, porque Pasto llega con la obligación de atacar, si quiere ser campeón; algo que no hizo el sábado pasado, en Barranquilla, donde no registró un solo remate directo que llegara al arco de Sebastián Viera. Esta vez, jugadores importantes del equipo “volcánico”, como Jown Cardona y Andrey Estupiñán tendrán que volver a buscar el área, como lo hicieron a lo largo del torneo, y no jugarán aguantados en mitad de cancha pensando en cubrir la salida de los defensores junioristas, como hicieron en el Metropolitano.

Algo parecido deberá hacer el hombre de la creación, Mariano Vásquez, pues ya no servirá al objetivo pastuso el hecho de solo marcar o tirarse al piso para ganar tiempo. Los acompañarán en ese juego dinámico hombres importantes, como Henry Rojas y Camilo Ayala.

Es decir, tendrá que sacar a relucir su fútbol práctico, que le permitió consolidarse como la mejor defensa del torneo, con un juego muchas veces tosco, pero con peligrosidad y profundidad en ataque. “Pienso que el partido va ser distinto, la imposición del estilo del Pasto va ser muy importante durante el partido”, dijo ayer Alexis García, durante la rueda de prensa previa al cotejo.

No será defensivo

Por su parte, Julio Comesaña, tras el triunfo sabatino, dejó marcado lo que espera del partido de vuelta, a partir de lo cual buscará asegurar el resultado. “Vamos a ver qué pasa cuando (los jugadores de Pasto) tengan que salir a ganar el partido. Esperamos encontrar más espacios para poder sacar ventaja y definir la serie”, anotó el colombo-uruguayo.

Seguramente, el cuadro nariñense no se desbocará al ataque, pero el Tiburón tendrá algo más de espacio para lanzar sus ataques. Eso sí, sus hombres para jugar en largo tienen problemas. A la ausencia de Luis Díaz, por estar en la selección Colombia, se suma que Fredy Hinestroza no se encuentra 100%, aunque Comesaña asegura que ya está recuperado.

El técnico juniorista afirmó este martes que no irá a encerrarse en El Campín. Ahí, podrían aparecer nuevamente los laterales Marlon Piedrahíta, de poca salida el sábado, y Gabriel Fuentes, quien fue colocado como central ante la ausencia del lesionado Ditta, pero regresaría esta vez a su posición.

Será un juego para tener paciencia y controlar el balón para llegar a predios rivales, ya con un Cantillo más activo que el sábado, cuando tuvo poco margen de maniobra ante la marca de Daniel Giraldo. Arriba, tendrá la guía del experimentado Teófilo Gutiérrez, pero todavía no se sabe quién le acompañará. Podría ser la oportunidad para que Sebastián Hernández sea utilizado como titular en esta ocasión. Las opciones son variadas.

El factor altura

En cuanto a estadísticas, Pasto tiene un invicto de 11 partidos seguidos como local, eso sí en Ipiales. Por su parte, Junior no ha perdido en sus últimos siete partidos, de los cuales 4 son triunfos y 3 empates.

Pero más allá de eso, en el caso de Bogotá, este año, el elenco pastuso abrió el torneo empatando 1-1 con Santa Fe y en su otra presentación allí cayó 1-0 ante Millonarios, en su cuadrangular semifinal; aunque en esas ocasiones era un visitante encerrado y esta vez será un “local” ofensivo.

Por su parte, Junior este año empató 3-3 con Santa Fe (sexta fecha) y 2-2, con La Equidad (fecha 12). En su última presentación, cayó 2-0 ante Millonarios (fecha 18).

En estas instancias, hay un antecedente cercano para el Tiburón, los cuartos de final del pasado Torneo Finalización. En esa oportunidad, ante La Equidad, Junior, que venía de ganar 1-0 en Barranquilla, empató 0-0 en Bogotá, sorprendiendo con un orden defensivo. Jugó como se espera suceda esta vez, aguantando en tres cuartos de cancha y sorprendiendo al contragolpe.

Eran prácticamente los mismos jugadores de ahora. De aquella ocasión, no están Jarlan Barrera y Luis Díaz. Eso sí, aquel equipo mostraba mejor estado físico que el actual Junior, el cual en los segundos tiempos decae, como lo hizo ante Nacional hace dos semanas, y tras ir ganando 3-1 por poco le empatan. Ello podría salirle caro en esta final.

El tiempo para planear la táctica y seguir haciendo especulaciones se agota. A las 7:45 de la noche, el árbitro vallecaucano Carlos Betancur hará sonar el pito para ordenar el comienzo del juego que definirá el campeón del Apertura 2019.

 

¿Qué opinas?

¿Algo para comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top