Economía

Conozca las alzas que trae consigo el incremento del salario mínimo

Además de incrementar los ingresos que recibirán los trabajadores formales que reciben el pago mínimo mensual, varios precios y servicios aumentan sus precios en el mismo porcentaje.

Desde el pasado primero de enero el salario mínimo del país incrementó en $43.528 hasta los $781.242, a los que debe sumarse un subsidio de transporte de $88.261, producto del acuerdo alcanzado entre el Gobierno, los sindicatos y los empresarios en la que fue la última negociación con Juan Manuel Santos como presidente de la República.

El incremento de 5,9% del salario mínimo es de entre 1,9 y 2 puntos porcentuales superior a la inflación causada, que se estima estará entre 3,9% y 4%. En el caso del subsidio de transporte, el incremento sería superior en cerca de 2,1 puntos porcentuales.

El incremento, según el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, fue el cuarto más alto de los últimos 18 años. Solo lo superan el incremento para 2014 que fue 2,56 puntos porcentuales (pps) superior a la inflación; 2012 con 2,07 pps por encima y el 2006 con 2,05 puntos adicionales.

SOAT, cuotas moderadoras de las EPS y las multas de la Policía subirán en la misma proporción que el salario mínimo, es decir, 5,9%.

Los primeros ajustes con el incremento del 5,9% en el salario mínimo para el 2018 ya se aplicaron en el valor de los pasaportes, multas y comparendos de tránsito, lo mismo que en el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito, Soat.

Igualmente, muchos dueños de inmuebles alistan un incremento en los cánones de arrendamiento de locales, apartamentos, casas, locales y oficinas.

Sin embargo, se deberá esperar hasta este 5 de enero cuando el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas, Dane, entregará el dato oficial sobre el comportamiento de la inflación o índice de precios al consumidor, IPC, correspondiente a todo el 2017.

Por su parte el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, señaló que dicho incremento “de 1,9% sobre la inflación esperada de 2017 es una señal en el camino correcto para aumentar el poder adquisitivo real de los hogares, la competitividad y reactivación de la economía”.

Si bien dichos incrementos se dan por única vez en enero, dando un empujón adicional al registro de inflación en el primer mes del año, son precios que rigen durante el todo año y afectan a toda la población.

Según la Andi, “los aumentos acordados (para el 2018), surgen a partir de las solicitudes de las centrales de trabajadores, de los análisis macroeconómicos derivados del margen de maniobra contenido en el Marco Fiscal de Mediano Plazo presentado por el Gobierno Nacional en materia de finanzas públicas, empleabilidad, productividad, competitividad e inflación”.

Sin embargo, el mismo ministro de Hacienda ha advertido en varias oportunidades que solo en el sector público el incremento de un punto porcentual en el salario mínimo le representa un gasto adicional de $1 billón, algo que parece difícil de cubrir con dos años sin cumplir la meta de recaudo pese a la reciente reforma tributaria y una economía que apenas da señales de recuperación.

 

¿Qué opinas?

¿Algo para comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top