“El cacao es el cultivo de la paz”: Juan Pardo, del negocio verde Activa G10

El cacao convirtió a 690 familias en emprendedores verdes, dejando atrás los cultivos ilícitos.

Este negocio sostenible produce para la Compañía Nacional de Chocolates, y también ofrece un valor agregado: el Chocolate Activa.

Dejar de sembrar coca para sembrar cacao fue la mejor decisión que tomaron muchas familias de los municipios de Tierralta y Valencia (Córdoba), cuando se vincularon a Activa G10, una asociación integrada por 10 organizaciones pequeñas de base. Así lo confirma Juan Pardo, representante legal de esta asociación que hace parte del catálogo de Negocios Verdes de Colombia que producen conservando y conservan produciendo.

“Estamos produciendo 500 toneladas de cacao al año, que son comercializadas a través de la Compañía Nacional de Chocolates, en los municipios de Tierralta y Valencia, que son municipios PDET (Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial)”, explica Juan Pardo.

Son 400 familias cacaoteras y 185 familias apicultoras las que integran la asociación, que eran guardabosques que se unieron en el año 2006 para conformar Activa G10, hoy negocio verde verificado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

“Familias que dejaron la siembra de cultivos ilícitos por la de cacao; una familia dejó de sembrar una hectárea de coca, y allí, inmediatamente, sembró una mata de cacao; podemos decir que es el cultivo de la paz”, agrega Pardo mientras exhibe los granos de su producto.

Pardo indicó también que con el trabajo que se viene haciendo con 290 familias indígenas en 370 nuevas hectáreas, proyecto financiado con recursos de Colombia Sostenible, ahora son 690 las familias beneficiadas a través de la línea de cacao, lo que amplía la cobertura y favorece a más personas de la región.

Además de la comercialización que tiene asegurada con la Compañía Nacional de Chocolates, este negocio verde también ofrece un valor agregado a partir de su cultivo: el Chocolate Activa. “Las 400 familias que ya están produciendo y las 290 que se están estableciendo, tenemos nuestra propia fábrica en Tierralta para transformar el cacao, chocolate producido en la región del Alto Sinú”, narra orgulloso el empresario.

De acuerdo con Katia Flórez, directora de la Oficina de Negocios Verdes del Minambiente, se pasó de 3070 a 4000 emprendimientos amables con la naturaleza en el país, como Activa G10, del sector de agrosistemas, que se ubica en la categoría de bienes y servicios sostenibles provenientes de los recursos naturales.

Estos emprendimientos responden a la agenda climática que en Colombia y el mundo han venido defendiendo y promoviendo el presidente de la República, Iván Duque, y el ministro de Ambiente, Carlos Eduardo Correa, que es un ejemplo por sus metas de reducción de emisiones, que avanzan a mediano y largo plazo con el apoyo de los sectores privado y público, de organismos internacionales y diversas comunidades en todo el país, para luchar contra la deforestación y mitigar los efectos del cambio climático.

De estos negocios verdes, que buscan alternativas sostenibles para obtener ingresos y al mismo tiempo proteger el medio ambiente, en Córdoba hay 150 avalados por la autoridad ambiental regional y el Ministerio.