Justo & Bueno anuncia que se acogerá a la ley de insolvencia para afrontar crisis por la pandemia

La cadena de supermercados de bajo costo Justo & Bueno, que se encuentra en departamentos como Córdoba, anunció que este viernes está solicitando ante la Superintendencia de Sociedades la admisión al proceso de negociación de emergencia de un acuerdo de reorganización, establecido en el Decreto 560 de 2020.

La empresa señala que con esta decisión busca proteger a trabajadores, proveedores y aliados dada la difícil coyuntura generada por el covid-19, las restricciones y cierres.

La pandemia surgió pocos meses antes de que el negocio alcanzara su punto de equilibrio. Cabe mencionar que el proceso de negociación de emergencia tiene como objetivo pagar el pasivo de la compañía en su totalidad y está diseñado para la recuperación de compañías viables como esta.

“La pandemia no hará que olvidemos lo bueno. A pesar de las dificultades es importante que Colombia sepa que estamos firmes y trabajando más fuerte que nunca para salir adelante. Estamos convencidos de que saldremos fortalecidos de este proceso para seguir aportándoles a los hogares del país democratizando el consumo de productos de calidad a precios justos”, aseguró Jean Marc François, presidente de Justo & Bueno.

En un comunicado señala que lleva cinco años democratizando el consumo de productos de calidad a precios justos y espera continuar aportándole a la economía de los hogares colombianos. Así mismo, dice que se ha convertido en la cadena de tiendas de descuentos de mayor crecimiento en el continente americano en este tiempo con más de 1.300 tiendas en 310 municipios del país.

La empresa genera cerca de 20.000 empleos de los cuales 9.300 son directos y más de la mitad son mujeres. Desde su creación ha aportado a fortalecer a más de 450 empresas y microempresas, y ha generado una inversión extranjera en el país de más de 285 millones de dólares.

Justo & Bueno señala que agradece la solidaridad y empatía que ha recibido en este largo año de pandemia. “Agradecemos a nuestros más de 9.300 colaboradores que día a día se ponen la camiseta en estos tiempos difíciles, a nuestros proveedores y aliados, y sobre todo, a cada colombiano que visita nuestras tiendas y nos elige a la hora de comprar sus productos de la canasta básica. Seguiremos avanzando juntos”, puntualizó François.

De acuerdo con la empresa, es importante aclarar que el inicio de este proceso reafirma su viabilidad y la continuidad del desarrollo de su objeto social.

«Justo & Bueno -dice- se compromete con cada uno de sus acreedores, a que una vez sea admitida por la Superintendencia al proceso de negociación informará cómo se desarrollará y la definición del pago de las obligaciones pendientes a la fecha.