Elecciones 2018

Aumentaron los votos en blanco pero no alcanzó la meta prevista

Los resultados de la votaciones en la segunda vuelta a la Presidencia de la República, en las que resultó triunfador el candidato del Centro Democrático, Iván Duque Márquez, mostraron un incremento en el voto en blanco, que alcanzó los 808.333 sufragios, que equivalen al 4,21% del total.

Ésta es la mayor votación alcanzada por esta alternativa democrática en los últimos 20 años, según las estadísticas electorales del país.

Los análisis realizados por quienes observan la realidad política del país coincidieron en señalar que se puede calificar que el voto en blanco no logró las expectativas trazadas en semanas anteriores cuando se presumía que superaría el millón de votos.

Luego de la primera vuelta electoral, se esperaba que una buena parte de los más de 4,5 millones de votos alcanzados por Sergio Fajardo, quien llegó en tercer lugar, siguieran las orientaciones de su líder y se fueran a marcar la papeleta en el lugar del voto en blanco.

En la primera vuelta realizada el pasado 27 de mayo el voto en blanco alcanzó los 341.087 tarjetones marcados y fue el 1,76% del total de los sufragios depositados por los votantes en esa oportunidad.

Para la primera vuelta electoral los ciudadanos contaron con dos casillas para votar una de un grupo llamado Promotores del Voto en Blanco y la tradicional casilla que se tiene en los tarjetones en cada jornada electoral.

Analistas señalan que el voto en blanco no es un voto perdido sino una muestra de descontento con quienes se enfrentan en las elecciones.

Histórico

Frente a las elecciones de 2014, durante la jornada de ayer, se notó una importante disminución del voto en blanco en el país.

En los comicios de hace cuatro años, según los datos de la Registraduría Nacional de Estado Civil fue de 770.543, que equivale al 5,98% del total de los sufragios que fueron reportados en las urnas por los ciudadanos; en esta ocasión aunque fueron más votos, el porcentaje fue menor, por una mayor participación de la ciudadanía.

Hay que recordar que en 2011 en Bello (Antioquia), en las elecciones locales ganó el voto en blanco.

Entre los votos no marcados, los votos nulos y los votos en blanco la cifra llegó al 56,7% frente al 43,3% del único candidato que se presentaba. Como consecuencia de todo esto, se repitieron las elecciones con candidatos diferentes.

Yendo más atrás en 1998, durante la primera vuelta presidencial los votos en blanco totalizaron 122.439, mientras que en la segunda alcanzaron los 372.749. En este jornada electoral salió triunfador, Andrés Pastrana Arango.

Luego en 2002, los votos en blanco sumaron 196.116. El triunfo en esos comicios fue del dirigente Álvaro Uribe Vélez. Para 2006, en la reelección de Uribe, esta alternativa alcanzó los 226.297.

En las elecciones de 2010, en la primera vuelta a la Presidencia votaron en blanco algo más de 200 mil ciudadanos mientras que para la segunda vuelta en la que salió triunfador Juan Manuel Santos, los votos en blanco doblaron la cifra por encima de los 444.274.

En la segunda vuelta electoral de 2014 en la que se enfrentaron Juan Manuel Santos y Óscar Iván Zuluaga, las papeletas marcadas en blanco llegaron a 618,759.

¿Qué opinas?

¿Algo para comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top