Especiales

Así se entra y se sale de una ‘olla’

– SEGUNDA ENTREGA –

Siendo las 4:00 p.m. la brisa del Sinú se desborda sobre Playa Brígida. La escena: hombres y mujeres consumiendo drogas, vecinos sentados en sus terrazas observando el panorama y un grupo de predicadores invitando por el micrófono a escuchar la palabra de Dios.

El público sigue en éxtasis, las palabras de Juan José Mestra, más conocido como JJ Mestra y quien fuese uno de los mejores locutores de Montería en los 90, retumban en el lugar. El hombre, que hace unos años llenaba recintos con su voz, con su locución enérgica incomparable, vivió en carne propia el entrar y salir de la ‘olla’. Su testimonio de transformación lo llevó a migrar al evangelio, a la lucha incansable por recuperar vidas enajenadas en el vicio y la perdición.

img_4769

Momento en que JJ Mestra imparte la bendición a dos hombres que oran por dejar las drogas. Dos niñas observan el hecho de cerca.

JJ Mestra cierra sus ojos, ora por la transformación de aquellas personas y mientras aquello transcurre, niños de escasos 5 o 6 años transitan por el lugar.

Una mujer morena se recuesta sobre la pared de una vieja casa a escuchar el mensaje. Asiente a cada palabra que escucha. Sus ojos están abiertos de par en par y sus compañeros, consumidores también, levantan la mirada en algunos momentos para observar al hombre que les habla desde el otro lado de la calle.

No dejan de consumir. Lo siguen haciendo durante la prédica. Caminan de un lado a otro, chocan sus manos, se esconden detrás de las pocas edificaciones a comprar y vender la mercancía que los hace estar ahí: droga.

img_4684

Dos mujeres y un joven escuchan la prédica desde la orilla del Río Sinú.

A medida que el tiempo transcurre se disipan sus movimientos. El camuflaje entre ellos es cada vez mayor. Cuando JJ clama a que alguien se dirija hasta él para orar por su transformación, se escabullen y nadie va. Finalmente, después de su insistencia y de leer algunos versículos, dos hombres se acercan para ser tocados por una gracia divina que pueda sacarlos de allí. Con sus ojos cerrados sincronizan sus oraciones a las del predicador y parecen convencerse de que lo mejor es cambiar sus vidas.

JJ Mestra hace estas visitas dos veces a la semana. Acompañado de otras personas de su iglesia llega a Playa Brígida y a otros sectores de Montería a motivar a la gente a salir de la drogadicción. Él pudo hacerlo hace algunos años con la ayuda de alguien que, como él, no descansó hasta sacarlo de la ‘olla’. Su victoria ya ha empezado: ha gestionado el ingreso a clínicas de rehabilitación de varios pacientes y el amor por continuar salvando vidas lo obliga a no desfallecer.

img_4785

Hernán, el hombre que le pide a JJ que le ayude a salir de las drogas. Está decidido.

El cierre de esta jornada en este deprimido sector de la ciudad terminó con una charla entre JJ y Hernán, un hombre bumangués que lleva más de veinte años en las drogas y que motivado por las visitas y oraciones, decidió que ya es hora de desintoxicar su alma y su cuerpo.

Galería

 


Gustavo Niño, alcalde de Santa Fe.

Gustavo Niño, alcalde de Santa Fe.

Una ‘olla’ sí se puede transformar: un alcalde se propone cambiarle la cara a su ciudad

Santa Fe es una localidad que hace parte de la Alcaldía Mayor de Bogotá. Su alcalde, Gustavo Niño Furnieles, está liderando desde hace unos meses una operación hasta ahora exitosa en el barrio San Bernardo, un sector industrial de Santa Fe que terminó convertido en ‘olla’ y en el que Niño vio una posibilidad de transformación a través de un serio trabajo social.

Con jornadas como “San Bernardo Renace”, el alcalde se puso en los zapatos de la gente y en compañía de la Junta de Acción Comunal, comerciantes de la zona, ex habitantes de la calle, Secretaría de Seguridad, Secretaría de Gobierno y otras entidades se dio a la tarea de cambiarle la cara a San Bernardo.

Esto dijo el alcalde a La Prensa Web sobre su modelo de transformación, que puede servir como ejemplo para dimensionar las acciones que incidirían en un cambio drástico en zonas como Playa Brígida en Montería:

¿Cómo surgió la iniciativa de recuperar el barrio San Bernardo?

Surgió de la comunidad, que en los últimos meses se ha acercado a la Alcaldía Local y a la Alcaldía Mayor a hablar de cómo podemos transformar el barrio y destruir una olla que estaba desde hace más de veinte años. Esto motivó a hacer una intervención en seguridad y una posterior intervención social y de apropiación que incluye mejoramiento del arbolado, de la cancha y de quitarle el miedo a la gente y a las instituciones. La meta es que a la gente no le dé miedo venir a San Bernardo.

¿Cómo ha sido la estrategia de recuperación?

Básicamente con cuatro frentes de trabajo y un mural. Son de 50 a 70 personas por frente, lo cual implica que son cerca de 300 personas vinculadas, motivadas a salir a recuperar su mobiliario urbano, a pintar fachadas y a jugar fútbol. Hace cinco años no se hace torneo de fútbol en esta zona, la idea es lanzar un nuevo torneo. Queremos apostarle a transformar el barrio.

¿Cómo visiona a este sector?

Este es el inicio, estamos recorriendo las calles y recordándole a la gente que nadie se puede apropiar de esto y que sí se puede caminar por las calles con tranquilidad. Los muebleros y la zona empresarial deben ser prósperos. Nadie puede apropiarse de un barrio en el que históricamente ha vivido gente buena, trabajadora y honesta.

¿Cuál ha sido el principal reto?

El objetivo es empezar a hacer que los vecinos se conozcan. Teníamos un problema: la olla estaba en la mitad del barrio y dividía a los vecinos. Si se decía A o B, podrías ser juzgado. A partir de esto vamos a generar actividades deportivas, culturales. Dos días a la semana se harán actividades con los niños en el parque y eso va en correspondencia con los vecinos, quienes nos apoyan en esas actividades. Si tenemos que hacer un evento cada mes, se hace. No nos vamos a cansar por una ‘olla’.

La comunidad se vincula a recuperar su sector.

La comunidad se vincula a recuperar su sector.

Lavar las fachadas, pintar los mobiliarios de las mueblerías que circundan la zona, combatir el olor que caracteriza a este sector, pintar los postes y hacer un mural como bienvenida de los clientes de las empresas ubicadas en el sector son tan solo algunas de las tareas que siguen. Para ello contamos a nivel de seguridad con 280 hombres asignados, 80 fijos de la estación y otros de vigilancia con fuerza disponible. El objetivo es mantener el cerramiento, pero no solo con seguridad se transforma al barrio, hay que apropiar con acciones, despojando a la gente del miedo.

Galería

img_4674

Menores de edad: un blanco fácil

Los menores de edad se convierten en el principal dolor de cabeza de los padres y de las autoridades locales, ya que son una población fácil de manipular y para los expendedores son un blanco fácil.

En lo que va corrido del 2016 el Instituto de Bienestar Familiar en Córdoba lleva reportados 83 casos de menores de edad con problemas de drogadicción. Estos están siendo tratados a través de una fundación contratada por la institución.

Estos 83 eventos provienen del municipio de Sahagún y Montería. En su mayoría los involucrados, entre niños y jóvenes, son del sexo masculino.

“Como Icbf adelantamos acciones de apoyo psicosocial a los menores y a su núcleo familiar, tenemos contratado con la Fundación Casalud unos cupos para atender en estos dos municipios. Además, esta fundación viene desarrollando con un equipo interdisciplinario acciones pedagógicas y culturales que ayuden a salir del problema”, explicó Gladis Caraballo Hernández, directora (e) del Icbf Regional Córdoba.

Ante la situación que se vive en el sector de Playa Brígida, donde muchos menores llegan a consumir droga, dijo que se necesitan de acciones más contundentes que garanticen su bienestar.

“Para recuperar un sitio como este es importante que entre todas las autoridades locales hagamos una alianza interinstitucional para que nuestros niñas y niñas conozcan su proyecto de vida. Y otro aspecto muy importante es que si no se hace un trabajo paralelo con la familia no podemos tener resultados positivos para la mejora de nuestros niños”, agregó.

Para el Icbf los sectores donde se presentan mayores casos de consumo de sustancias alucinógenas, por parte de los menores de edad, son Cantaclaro, Playa Brígida y Rancho Grande.

La institución le apuesta más a los trabajos preventivos en los planteles educativos y en las comunidades, ya que estos garantizan que se registren menos casos en el departamento.

Así se entra y se sale de una ‘olla’
¿Qué opinas?

¿Algo para comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos textuales y gráficos aquí presentes sin permiso del autor.

Montería, Córdoba
26°
algo de nubes
Humedad: 94%
Viento: 2m/s O
Máx: 26 • Mín: 24
32°
Jue
32°
Vie
32°
Sab
33°
Dom
32°
Lun
To Top