Situaciones embarazosas: embarazos en adolescentes

Tener un hijo, bien es sabido, cambia la vida por completo. Generalmente con los primogénitos nos ensayamos como padres y en esa travesía, además de cometer múltiples errores, confirmamos que el amor hacia ese ser que emanó de nosotros poco a poco nos va preparando para su crianza. Hay casos particulares en los que no podríamos hablar del embarazo como algo tan esperado y planificado. El embarazo en adolescentes es una problemática de grandes proporciones en la que no solo entra en juego la vida de una madre que aún no está preparada para serlo, sino también su educación y su integridad física y moral, que se multiplica por dos al traer una nueva vida al mundo.

Según la OMS, las adolescentes menores de 16 años corren un riesgo de defunción materna cuatro veces más alto que las mujeres de 20 a 30 años, y la tasa de mortalidad de sus neonatos es aproximadamente un 50% superior. Sin contar con que estas embarazadas requieren atención física y psicológica especial durante sus embarazos, partos y puerperios para poder preservar su salud y la de sus bebés.

Córdoba no es un departamento ajeno a este problema de salud pública. Entre enero y agosto de 2016, un total de 3797 adolescentes han dado a luz, siendo Montería, Tierralta, Montelibano, Lorica y Cereté, los municipios que más más casos reportan, mientras que Chimá es donde menos se registran los embarazos en adolescentes, según cifras de la Secretaría de Desarrollo de la Salud de la Gobernación de Córdoba.

La Prensa Web visitó el municipio de Cereté con el fin de conocer algunos casos.

Tengo once años y no sé de quién es mi hijo.

María Elvira (nombre ficticio) tiene once años, está embarazada y no sabe de quién. Su padrino fue al colegio a reclamar por la condición de la niña. El hombre decía que era él quien estaba al frente de la situación porque los padres de María Elvira no estaban en capacidad de hacerlo: son muy pobres y sin mayor criterio para averiguar por lo que pasaba. Ante la extraña visita del hombre al colegio, la psicóloga de la institución habló en privado con la menor, quien le reveló que su padrino, que es carpintero, le decía que fuera a ayudarlo a su negocio y cuando ella lo hacía, allí en ese lugar, tenían relaciones. Él a cambio le daba dinero. Además de eso, el hombre tenía un amigo, y este visitaba la carpintería con frecuencia, tenía relaciones con la niña y le daba aún más dinero que su padrino. Así las cosas, la niña no sabía de cuál de los dos es su hijo. Al ser inquiridos, los padres argumentaron que la niña es quien los ayuda económicamente. Ellos simplemente recibían la plata y no preguntaban de dónde venía el dinero.

Una vida a cambio de una estufa

Julia (nombre ficticio) tiene doce años y cursa quinto de primaria. No rinde muy bien en el colegio y dice sentirse enferma. Julia dice que tenía un novio en séptimo grado, pero que su mamá quería que mejor anduviera con un señor del mercado popular de la localidad porque este tiene una cacharrería y le da artículos para su casa. Ante la insistencia de la madre, Julia decidió empezar a verse con el hombre y ahora está embarazada. Al enterarse del estado de Julia, la madre le dijo tajante a la psicóloga de la institución donde estudia la niña: “Este es un niño de 13 años, aquel es un señor, me va a dar estufa y todo, ese es el tipo que le conviene, ella no quiere entender eso”.

Tres hermanitas con una vida muy sufrida

Alterado llegó hasta el colegio de Laura (nombre ficticio) su padrastro. El hombre reclamaba que la niña, de 13 años, había quedado embarazada por sentarse en uno de los inodoros de la institución. “Allí lo cogió”, decía, al tiempo que agregaba que un ginecólogo confirmó que Laura era virgen y está embarazada. Con una llamada al ginecólogo, la psicóloga del plantel confirmó que efectivamente Laura era virgen y esperaba un bebé. El médico sugirió que hablaran a solas con la niña para que ella dijera la verdad sobre lo ocurrido. A solas, Laura confesó que su padrastro por las noches se le metía a la cama, no la penetraba pero la rosaba y con el rose la embarazó. Al conocer el hecho, la madre de Laura se negó a dejar a su marido porque era él quien daba alimentación a sus tres hijas. Ante la situación, las tías de la niña decidieron llevársela a vivir con ellas. Un mes exactamente después del aberrante episodio, una de las tías de la pequeña acudió al colegio con la hermanita de Laura, que solo tiene once años, a quien el hombre le hizo lo mismo y embarazó también. Las tías de las niñas lo denunciaron y se llevaron a sus tres sobrinas a vivir con ellas. Lamentablemente para entonces también había abusado de la menor de las niñas, solo que no la había embarazado porque aún no se había desarrollado. Las niñas terminaron viviendo con sus tías, el hombre está preso y su mujer, madre de las tres víctimas, no lo ha dejado, lo visita en la cárcel.

Bienvenida, María Camila

«Al principio fue difícil. Nadie con una hija de esta edad quiere que le salga embarazada y se dañe su futuro», así lo indica Iris del Carmen Vega Caré, madre de Luisa Fernanda Patrón Vega, una adolescente de 17 años que está a pocos días de estar a luz. Luisa, por su parte, habla feliz de la llegada de su bebé, a la que decidió llamar María Camila. Es inevitable que sonría cuando menciona a su pequeña, dice que es una bendición y que aunque no la esperaba, «la vida de un hijo no se reprocha». A la espera de que el padre de su niña, con quien lleva dos años de relación, regrese de prestar el servicio y con la firme proposición de dar a luz naturalmente Luisa asegura que retomará sus estudios en cuanto pueda y que la felicidad que experimenta estuvo antecedida de un miedo muy grande, enterar a su familia.

Para disminuir los índices de embarazos en adolescentes y orientar a esta población, la Alcaldía de Cereté implementó una unidad de Servicios Amigables. Con ello se busca facilitar el acceso y la atención integral de los jóvenes y adolescentes, en el marco de los derechos de la salud sexual y reproductiva.

semana-andina-1

semana-andina-2

El pasado mes de septiembre se realizaron actividades en Cereté para prevenir embarazos en adolescentes.

Relaciones consentidas

Entre los adolescentes de la misma edad no deja de ser preocupante un embarazo. ¿Cómo responde un adolescente?, ¿qué tan preparado está? Al tener un hijo a temprana edad se corre el riesgo exceso de que nazca con deficiencias y  bajo peso debido a que el cuerpo de la gestante no está maduro. Ante esta situación, consultamos a Ayda Bautista Karduss, secretaria de Educación del municipio de Cereté, para que nos explique de qué manera se tratan estos casos desde los colegios.

Explica la profesional que por ser embarazos de alto riesgo las jóvenes no van todos los días a la escuela, se les permite ir una vez a la semana. “La mayoría va en moto a los colegios y eso puede hacerlas abortar, se llegan a acuerdos para que no vayan todos los días, para que vayan en ropa holgada. Ahora bien, los adolescentes tienden a imitar y ver a una niña con una barriga es un hecho que debe explicarse a los demás estudiantes, hay que prevenir la imitación”.

Asegura Ayda Bautista, quien tiene más de 35 años de experiencia como psicóloga en la Institución Educativa Marceliano Polo, el colegio público más grande que tiene Cereté, que las adolescentes embarazadas, posterior a sus partos reciben mucho apoyo de sus familias, especialmente de sus madres, quienes tienden a ser excesivas en cuidados.

Al preguntarle a la profesional por qué en pleno siglo XXI no se cuidan los adolescentes cuando tienen relaciones, esta asegura que las respuestas más comunes entre ellos cuando se les interroga sobre eso son: “Lo disfrutamos más sin preservativos; eso le pasa a otro no a uno; una sola vez no pasa”.

En este sentido, como secretaria de Educación Municipal implementó un programa denominado Cereté Progresa en Valores, con el cual se le apunta a dialogar con los estudiantes sobre la importancia de respetarse y no tomar decisiones apresuradas en cuanto a su vida sexual.

secre-educacion-cerete-nueva

La secretaria de Educación Ayda Bautista realiza charlas con los jóvenes de las instituciones educativas. 

¿Cómo atacar este flagelo?

Con los Planes de Intervenciones Colectivas (PIC)  los municipios se preparan para este tipo de falencias en la salud pública. Los PIC incluyen intervenciones, procedimientos y actividades dirigidas a promover la salud y la calidad de vida, la prevención y control de riesgos. En estas jornadas se entregan condones y se recalca la importancia de este para prevenir no solo embarazos sino también enfermedades de transmisión sexual, se habla a las adolescentes sobre los métodos con los que pueden cuidarse ellas: espumas, pastillas, inyecciones, etc.

Según la secretaria de Salud de Cereté, Martha Cuello González, en ese municipio se están implementando servicios amigables para que los adolescentes asistan a consulta diferencial y conozcan las consecuencias de un embarazo a temprana edad. «Los servicios amigables se implementan desde esta administración porque los índices están muy altos. Estamos visitando colegios y realizando diversas actividades para que sepan cómo prevenir embarazos y la drogadicción», dice la funcionaria.

pic2

Con varias actividades en la que los jóvenes son protagonistas se buscan disminuir los embarazos en adolescentes. 

SEVAS, una opción para los adolescentes

Alexis Gaines Acuña, profesional universitario de Salud Pública de la Secretaría de Desarrollo de la Salud de Córdoba, manifiesta que la cifra de embarazos en adolescentes es alarmante y que se deben tomar medidas drásticas. «Las decisiones no dependen de ella, son seres indefensos inducidos por una segunda persona de edad semejante o mayor, en cuyo caso es un abuso sexual punible. Todos los sectores deben mediar en esta problemática que es de abordaje intersectorial. La educación y el empoderamiento de valores empieza en el hogar para que la niña sepa defenderse y decir no».

Asegura que la Secretaría de Desarrollo de la Salud de Córdoba recibe las estadísticas y es su responsabilidad difundir esos datos, pero que los compromisos requieren que Bienestar Familiar, Policía Nacional y organizaciones comunitarias como Familias en acción y Red Unidos intervengan de manera seria y responsable.

Esta dependencia espera además, retomar la página web Sevas, la cual es un servicio amigable que implementó la administración del exgobernador Alejandro Lyons Muskus con el objetivo de promover la prevención del embarazo juvenil. En el portal web los adolescentes y comunidad en general podía encontrar consejos, testimonios de menores que quedaron embarazadas y varias herramientas como un chat atendido por profesionales dispuestos a atender dudas e inquietudes en tiempo real. Esta iniciativa surgió durante la realización de un Consejo de Política Social en el que la Gestora Social Johanna Elías Vidal, destacó la importancia de que las instituciones aunaran esfuerzos para brindarle un mejor bienestar a los cordobeses.

 «Quisiéramos una estrategia financiera para sostenerla ya que esta es una manera efectiva por medio de la cual los jóvenes se contactan con profesionales expertos para no exponerse a embarazos o abusos»: Alexis Gaines.

Municipio Número de Partos en adolescentes  de enero a agosto de 2016
Montería 1072
Tierralta 348
Montelíbano 261
Lorica 253
Cereté 196

Total general de partos en Córdoba para tales fechas: 3797

Fuente: Plataforma RUAF ND

 

Municipio Número de abortos en adolescentes de enero a agosto de 2016
Montería 179
Tierralta 38
Cereté 31
Ciénaga de Oro 21
Valencia 16

Total general de abortos en Córdoba para tales fechas: 398

Fuente: Plataforma RUAF ND

consejo-de-politica-social-2

En varios Consejos de Política Social liderados por el exgobernador Alejandro Lyons y la gestora social Johanna Elías, se plantearon acciones para disminuir los índices de embarazos en adolescentes. 

sevas

El lanzamiento de la plataforma Sevas se realizó en el Biblioparque David Sánchez Juliao, de Montería, en el año 2015. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.