Sobreviviente de la masacre de Tierradentro desempolva sus recuerdos

El mayor Freddy Armando López Vargas, quien estuvo de comandante de la estación de Policía de Tierradentro en el 2006 y vivió en carne propia la masacre de 17 hombres uniformados que estaban bajo su mando, asegura que ha sido de las experiencias más duras en su carrera policial.

Ver especialTierradentro, 10 años después de una masacre anunciada

En ese entonces, López Vargas era teniente. Después de 10 años, su amor por la institución no ha cambiado, sigue prestando sus servicios y lucha por acabar con el flagelo de la guerra.

En diálogo con La Prensa Web el mayor López describió cómo fue ese día para él y sus hombres.

¿Cómo recuerda la noche antes de lo ocurrido?
Recuerdo que a pesar de la zozobra que nos acompañaba desde hace un tiempo, decidimos organizar una actividad lúdica para los niños de esa alejada y deprimida población, con motivo de la celebración de Halloween, actividad que obviamente fue interrumpida cuando nos alertaron sobre la intención de la guerrilla de atacar al pueblo.

¿Los hechos de esa madrugada cómo se dieron?
Lo que sucedió después está enquistado en la memoria de todos y cada uno de los que estuvimos en vela esa noche. El ataque empezó a las 2:00 de la madrugada aproximadamente, sus tropas nos superaban en proporción de 10 a 1 y fuimos atacados por varios flancos y de forma nutrida con ametralladoras, morteros y cilindros. Mis hombres se defendieron y lograron con esfuerzo agónico repeler el ataque en cada una de las posiciones en donde estábamos atrincherados para evitar que la guerrilla se tomará la población, incluso a costa de sus heridas y propias vidas. La determinación de combatir, la gallardía y entrega al punto del sacrificio de mis hombres, sumado al oportuno apoyo aéreo, logró que el enemigo desistiera del ataque y se retirara luego de casi 10 horas de combate llevando consigo numerosas bajas en sus filas.

¿En su vida como Policía ha sido este el hecho más impactante que ha tenido que vivir?
Sin lugar a duda esa noche infame es el evento más impactante que he vivido en mis 18 años al servicio. He estado en muchos sitios donde predominaba la amenaza constante del conflicto, pero nunca viví, hasta esa noche, un ataque de esa envergadura. Llegué a conocer bien a algunos de los hombres que perecieron y aún hoy los recuerdo con especial cariño. Lamento profundamente sus muertes.

¿Después de 10 años ha sido difícil olvidar este día?
Lo que sucedió ese día fue triste y traumático para todos y cada uno de los que lo vivimos el ataque con sudor y sangre. Pero también lo fue para cada una de las 17 familias que ese día perdieron a sus hijos, hermanos, esposos y hasta padres.

¿Con este caso usted pagó el costo de la guerra que vive el país?
Ese es el desafortunado e inevitable costo del conflicto, que cobra sus cuotas en términos de vidas.

¿Qué les diría hoy a esas familias de Tierradentro que vivieron como usted ese día?
A esas familias quiero decirles que todos los que hace 10 años estuvimos esa noche en Tierradentro no olvidamos que fue la valentía, templanza y el sacrifico de nuestros compañeros lo que nos permitió sobrevivir esa noche y que por eso les estaremos eternamente agradecidos todos nosotros y nuestras familias. Quiero pensar que de una u otra forma todos los soldados y policías que como ellos han ofrendado sus vidas durante estos años de conflicto, hicieron su aporte con la ilusión de que algún día este conflicto llegue a su fin. Espero que quienes sobrevivimos veamos ese día llegar y no sea como dice el célebre filósofo griego, quien cita: «Solo los muertos conocen el fin de la guerra».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.