Judicial

Caso Fiscal Lora: tres años de impunidad

No hay tristeza más grande que la de unos padres por la perdida de un hijo. Es un dolor difícil de explicar. Pensar cada día y cada noche que durante 23 años lo tuvieron a su lado y por culpa de un acto de intolerancia su vida le fue arrebatada en un abrir y cerrar de ojos. Hoy miércoles se cumplen tres años de ese fatídico día en que el fiscal Mario Lora Correa, presuntamente a sangre fría hirió de muerte a Harold David Suárez Rivas.

Recordemos que el fiscal Mario Lora Correa la madrugada del 19 de junio de 2016 disparó contra dos jóvenes en una discoteca de Montería, porque supuestamente estos iban a atracar a su hijo menor de edad, quien lo acompañaba en el sitio. Sin embargo, la Policía ya había controlado la situación y había desvirtuado el presunto atraco cuando el funcionario de la Fiscalía regresó desde su vehículo donde fue por una pistola y disparó contra Harold Suárez Rivas y Camilo Andrés Rodríguez.

En entrevista concedida a la emisora La Costeña y La Prensa Web con voz entrecortada Hermes Suarez, hermano del finado afirmó que después de tres años del fatal suceso, aún las autoridades no han determinado la responsabilidad del homicida.

“El caso no avanza. Sabemos que con la justicia es paso a paso, pero el responsable está andando como si nada por la calle. No se le nota ni el más mínimo arrepentimiento por disparar y causar la muerte de Harold. Es indignante”, enfatizó.

Agregó: “Nos duele mucho que la defensa trate de insinuar que los muchachos representaban un peligro para la sociedad. Durante una de las audiencias trataron de usar una fotografía de mi hermano cuando tenía 12 años. En la foto él aparece con una pistola de balines. Eso era un juguete y siempre fue utilizado como tal, no para cometer hechos delictivos como pretendían hacerlo ver”, agregó.

Hermes Suárez, indicó que en varias oportunidades han solicitado traslado del proceso a Bogotá, pues consideran que en Córdoba no hay garantías, sin embargo, ha sido negada tal petición.

Advirtió que el caso se hunde en la impunidad y que le parece no es coherente que un fiscal, luego de haber asesinado a dos personas, no haya sido privado de la libertad y peor aún que siga impartiendo justicia como si nada hubiera pasado.

¿Qué opinas?

¿Algo para comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top