Judicial

Habla Susana, la mujer que perdió un ojo tras ser atacada

En la Clínica Montería continúa Susana Guerra Payares. Sus familiares y ella lamentan el reciente parte médico que indica que perdió las funciones de su ojo derecho a raíz de las agresiones que recibió por parte de Juan Camilo Vesga.

La mujer habló con La Prensa Web desde su habitación. Mientras mostraba las agresiones que le hizo Juan Camilo Vesga, relató lo sucedido: “Yo le decía que si qué me iba a hacer, pero él me daba con la ‘chambeta’, menos mal la ‘chambeta’ no tenía una punta aguda. Él decía que me iba a matar y decía que yo le robaba a su abuela. Como es hombre, él tiene más fuerza. Me cogió del pelo. Me aprisionaba su dedo en mi ojo. Era un alboroto, yo gritaba”.

Doña Susana contó que lleva 16 años trabajando en esa vivienda, que nunca había tenido percance con nadie en esa casa y que sí había presenciado que Juan Camilo Vesga caminaba desesperado y con un olor a drogas que ella pudo distinguir en otras ocasiones.

Escuche aquí a la víctima:

img_0203

Susana Guerra Payares, víctima.

Según información suministrada por el hijo de doña Susana Guerra Payares, Juan Camilo Vesga vive en Bogotá y en esta ocasión, como en muchas otras, estaba de visita en donde su abuela, lugar en el que sucedió el ataque.

Doña Susana tiene nueve hijos, diez nietos y dos bisnietos. Al preguntarle a su hijo Carlos Arturo Mendoza Guerra si ya interpusieron una denuncia por lo sucedido, asegura que “según la Policía ellos mismos se dieron a la tarea de poner el denuncio ante la Fiscalía”. El hombre asegura que en sus manos tiene un acta de proceso de investigación judicial para llevarlo a Medicina Legal.

Por ahora, la familia de Susana Guerra Payares está a la espera de que se le dé de alta mañana a la mujer. Oran porque el ojo no se infecte, puesto que si se infecta hay que extirparlo. De no infectarse hay que ponerle una prótesis, “pero en sí el ojo lo pierde. Ella está consciente de que no verá más por ese ojo”, dice Carlos Arturo.

Para tener más claridad sobre los hechos le pedimos a Carlos Arturo que nos diera más detalle. Esto contó el hombre:

¿Cómo evoluciona su madre?

Ya teníamos una idea por lo que nos había dicho el médico el día que ella fue ingresada (ayer). El estado es bien por una parte y mal por el otro. Mientras que la herida en el hombro ya fue suturada; el ojo lo perdió, se le vació, fue tan grave que le enterró el dedo y le vació el ojo.

¿Con qué fueron cometidas las agresiones?

En el ojo la agredió con los dedos. Las puñaladas fueron con un cuchillo de mesa.

¿Cómo se enteraron de lo que le sucedió a su madre?

Siendo las 11:00 a.m. sucedió el hecho. Nos enteramos a las 3:00 p.m. Una vecina del lugar donde trabaja mi mamá escuchó los gritos y le avisó a una vecina nuestra. Que a la señora la había agredido el nieto de la patrona, dijo. Sabíamos que la había golpeado solamente. Llamé a mis hermanos y nadie sabía nada. Cuando llegué a mi casa me encontré a mis hijas llorando porque a su abuela la habían golpeado. Nos vinimos hasta la Clínica Montería y aquí encontramos al agresor esposado por la Policía, le iban a hacer los exámenes toxicológicos.

¿De qué manera ocurrieron los hechos?

Ella hacía el aseo, cuando de repente el joven llegó diciéndole que la iba a matar. Le decía toda clase de insultos. Mi mamá le preguntaba qué le pasaba, le decía que soltara el cuchillo, que pensara lo que hacía. Él le hacía piquetes en el pecho, cuando ella vio que él la estaba ultrajando fuertemente corrió hacia su cuarto (alcoba de servicio) y él pateó la puerta para seguir agrediéndola, la cogió por el pelo y se le abalanzó a seguir golpeándola en la cama. La hirió en el hombro, donde tiene la herida más comprometedora. Él le decía que le iba a sacar los ojos, que ella le robaba a su mamá. Mi madre oraba. Él le metía los dedos en el ojo y ella gritaba. No la asesinó porque los vecinos escucharon y alertaron a la Policía, que al llegar lo encontró con el cuchillo en la mano.

¿Quién ayudó a su madre en esos momentos?

No sé quién la auxilió, creo que fueron los vigilantes.

¿Es cierto que el hombre decía que él es el diablo?

Él sí decía que es el diablo. Mi mamá dice que así lo decía.

¿Esos comportamientos eran recurrentes en él?

Ese comportamiento no se había dado antes. Mi madre dice que se debe a que lo habían encontrado recientemente consumiendo sustancias alucinógenas en el garaje y las cámaras lo grabaron. Esa información se la pasaron a la patrona de mi madre y ella le comentó al joven. Él tomó represalias contra mi mamá, como que pensó que fue mi madre quien había dicho eso.

Escuche el relato de los hechos que hizo Carlos Arturo Mendoza Guerra, hijo de la víctima:

¿Qué opinas?

¿Algo para comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos textuales y gráficos aquí presentes sin permiso del autor.

Montería, Córdoba
27°
nubes rotas
Humedad: 88%
Viento: 3m/s NO
Máx: 27 • Mín: 25
29°
Mar
27°
Mie
30°
Jue
29°
Vie
31°
Sab
To Top