Judicial

¡Hombre celosos casi mata a la esposa a punta de gavetazos!

Los hechos ocurrieron a las 9:00 de la noche del domingo, en la casa donde residen, situada en el barrio Villa Cordiali­dad.
Sin importarle la presencia de su hi­ja de 10 años, un hombre casi acaba con la vida de su mujer a quien le propinó una salvaje golpiza.

El protagonista de este nuevo caso de violencia contra la mujer está identificado como Dairo Ripoll, quien atacó a la socióloga Ana María Herazo Hernández, de 31 años, su pareja sentimental.

Los hechos ocurrieron a las 9:00 de la noche del domingo, en la casa donde re­siden, situada en el barrio Villa Cordiali­dad. Trascendió que la pareja había esta­do disfrutando de un día de playa y luego se dirigieron a su casa, al parecer en compañía de un amigo, donde continua­ron departiendo al fragor de unos tragos.

Un familiar de la mujer aseguró que entre Dairo y Ana María se formó una discusión provocada por los celos. “Aparentemente, Dairo le armó una escena de celos a Ana María por su amigo, y allí ardió Troya”, precisó el allegado, quien pidió reserva de su identidad.

Sin embargo, Juana Herazo, hermana de la víctima, discrepó de esa versión y aseguró que Dairo se quedó dormido y al despertar llamó a su mujer al cuarto y delante de su hija de 10 años, la atacó salvajemente.

“Le dio con una gaveta en la cabeza, y no contento con eso la levantó a puños y patadas en el suelo. Luego la apuñaló en una pierna. Ella perdió el conocimiento”, explicó Juana Herazo.

Como consecuencia de la bestial agre­sión, Ana María sufrió una profunda he­rida en la cabeza y fractura de la mano de­recha. “A mí me avisó la niña, quien me llamó llorando. Cuando llegué al apartamento la encontré aturdida y ensangren­tada. La llevamos a la Clínica del Caribe, donde quedó internada”, dijo la hermana de la afectada.

Dairo huyó tras dejar a su mujer mal­herida. El hombre apareció en la mañana de este lunes en la carrera 17A con calle 72C, diciendo que no se acordaba de lo que había hecho. Los vecinos estuvieron a punto de lincharlo. Se salvó porque una patrulla de la Policía intervino y lo detuvo por la agresión cometida contra su mujer.

Un pariente de Ana María Herazo ase­guró que ella trabaja en un Centro de De­sarrollo Infantil (CDI) del Instituto Co­lombiano de Bienestar Familiar.

Agregó que nunca supieron de los problemas entre la pareja. “De todas maneras ese hombre será denunciado porque ha podido matar a Ana María por la golpiza que le dio”, recalcó.

“La niña me avisó a las 9 p.m. y yo llegué una hora después, porque estaba lejos”, dijo Juana Herazo.

Ana fue llevada a la Clínica del Caribe donde la intervinieron por las fracturas y suturaron las heridas abiertas.

Dairo, tras esto, huyó del apartamento. La familia de la agredida no sabía de su paradero hasta que la mañana de ayer, apareció en la Calle Larga, del barrio La Esmeralda (carrera 17A con 72C), desorientando y diciendo que no se acordaba de nada.

“La Policía se lo llevó porque lo iban a linchar. Está detenido, los agentes me dijeron que para judicializarlo debía haber una denuncia porque no hay flagrancia. Yo voy ahora a la URI a denunciarlo por lo que le hizo a mi hermana”, aseguró Juana.

Ana María Herazo Hernández trabaja en un Centro de Desarrollo Infantil del Bienestar Familiar. Su familia asegura que es la primera vez que conocen que haya sido víctima de agresión por parte de su marido.

Tomado: Al Día.

¿Qué opinas?

¿Algo para comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top