Judicial

Madre denuncia que el G.O.E.S agredió a sus dos hijos en Montería

Una tarde de recreación en la ‘ciudad de hierro’ en la capital de Córdoba se convirtió en pesadilla para la familia de Indira Ferrari Acosta, madre de los hermanos Gutiérrez Ferrari, quien relató a La PrensaWeb lo que su hijo le manifestó de una presunta agresión por integrantes del Grupo de Operaciones Especiales [G.O.E.S].

Mi hijo Fabio Gutiérrez Ferrari, empleado de una empresa de telefonía nos invitó este 31 de octubre a dicho centro de diversión entre los que estaba su hermano menor de edad.

Este centro de atracciones esta ubicado en cercanías al centro comercial Nuestro. Al termino de la función salieron en tres motos. Fabio iba con su hermano menor mientras nosotros nos adelantamos.

Relata Ferrari Acosta, que cuando el reloj marcaba aproximadamente las 9:30 de la noche ellos transitaban por la glorieta de Canta Claro y  fueron abordados por unos hombre del [G.O.E.S] que los seguían en sus motocicletas.

Los hermanos detuvieron la moto pensando que era una requisa y como no tenían problemas judiciales, ni con los papeles, pararon el vehículo. Cuando de pronto sentí un golpe brutal en las costillas. Mi hijo menor que venia detrás de Fabio los encaró y les preguntó los motivos por los que le agredían, la respuesta fue apalearlo.

Según los hermanos fueron dos policías hombres y una mujer (los describieron físicamente y aseguraron reconocerlos).  La patrullera sería Mary Cruz de Arco y el subintendente Óscar Ariza López, mientras que al otro, que era el conductor de la patrulla, no le vieron el apellido.

“El [G.O.E.S] se respeta”, le habrían dicho los uniformados a los hermanos Gutiérrez Ferrari.

A los pocos minutos llegó una camioneta de la institución, los subieron esposados y se los llevaron para la vía a Planeta Rica cerca al Club de Golf.

“Entraron por dicha carretera y se detuvieron en medio de la maleza y la oscuridad. Nos bajaron  y  siguieron con las agresiones. Nos obligaron a arrodillar y amenazaron con matarnos si denunciábamos el hecho, y que ya sabían  donde vivían “, destacó entre sollozos la madre. Mi hijo mayor me relató que a su hermano menor lo echaron a correr mientras me sacaban la cartera. Después le dijeron que corriera y creyó que lo matarían.

Indira Ferrari Acosta, madre de los hermanos Gutiérrez Ferrari.

Estuvieron varios minutos escondidos, y vieron pasar a toda velocidad la camioneta policial.

Como nadie los auxilió  salieron raudamente hasta las bodegas de Bavaria y un mototaxista los llevó hasta el centro comercial donde los habían detenidos sin orden de autoridad judicial.

Allí se percató que le faltaban 370 mil pesos y que le habían partido una muela,  ” creo que nos confundieron con los de una caravana de motorizados que esa noche del 31 de octubre andaban sin permiso”. acotó Fabio a su progenitora.

Las víctimas instauraron la denuncia en la Fiscalía y Procuraduría Provincial de Montería.

También solicitaron una medida de protección que les fue concedida ya que, indicaron, no tienen problemas con nadie y “cualquier atentado o lo que nos pueda ocurrir responsabilizamos a esos policías”, enfatizó la madre.

Al respecto, aún no hay un pronunciamiento oficial de los involucrados.

¿Qué opinas?

¿Algo para comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top