La Nota Positiva

Colombia tendrá un superhospital para tratar el cáncer

El complejo médico se levantará en la calle 170, entre las carreras 14 y 16, en Bogotá. 

Con una inversión de más de $1 billón, se edificará en Bogotá el Centro de Tratamiento e Investigación sobre Cáncer Luis Carlos Sarmiento Angulo. Estará listo en 2020 y será el más innovador y avanzado de Latinoamérica.

Las cifras son contundentes. De acuerdo con la OMS, 14 millones de personas al año son diagnosticadas con algún tipo de cáncer en el mundo y la tendencia de nuevos casos dice que se elevará un 70 % para los próximos 20 años. En Colombia se habla de 71.000 personas a quienes se les detecta esta enfermedad cada 12 meses y 300.000 actualmente están pasando por algún tipo de tratamiento. Es, sin hacer muchas cuentas, la segunda causa de mortalidad global y tan solo en el 2015 cobró la vida de 8,8 millones de afectados.

“La mayor parte de los países en desarrollo se encuentran en transición epidemiológica, esto significa que en la medida en que se incrementa el envejecimiento de la población, las enfermedades crónicas como el cáncer se vuelven más preponderantes y la mayoría de estos países no se encuentran preparados para afrontar el costo y los requerimientos de estas enfermedades”, detalla el médico Fernando Ruiz, quien será el director científico del Centro de Tratamiento e Investigación sobre Cáncer Luis Carlos Sarmiento Angulo (CTIC), el proyecto social que se anunció este jueves por parte de la Organización Sarmiento –la más importante de la banca en Colombia– y que busca entregarles a los colombianos un espacio líder en tecnología, tratamiento e investigación sobre cáncer en la región. “Hay que proveer mejores servicios y de mayor calidad”, comentó el galeno.

La construcción tardará 36 meses, con un billón de pesos en inversión. Tendrá en su primera fase 100.000 metros cuadrados para 128 habitaciones hospitalarias, 30 camas de cuidado intensivo, 8 búnkeres para radioterapia, servicios de hematología y trasplante de médula ósea, medicina nuclear, imágenes diagnósticas, seis quirófanos habilitados, laboratorio clínico con servicios de genética y biología molecular, 60 sillas de quimioterapia, consulta prioritaria de urgencias y un centro de investigación del más alto nivel.

Precisamente ese centro de investigación “será un edificio de 9.000 metros cuadrados y contará con laboratorios dotados con los equipos más avanzados en genómica, proteinómica e inmunogenética, espacios pedagógicos para estudiantes y personal en entrenamiento. El CTIC será un edificio inteligente diseñado para soportar toda la tecnología requerida de un hospital digital”, relata la organización. En el corazón del CTIC “se ubicarán 12 clínicas, cada una dedicada a un tipo de cáncer; se dispondrá de salas de manejo multidisciplinario y unidades de medicina integrativa, cuidados paliativos, clínica de dolor, fisiatría y apoyo terapéutico”, agregan.

El empresario Luis Carlos Sarmiento Angulo recalcó que “este proyecto ha sido un aprendizaje por los detalles, porque la medicina avanza a una velocidad rápida y la construcción de hospitales es una ciencia muy especial. Hemos construido toda clase de instalaciones, pero nunca habíamos hecho un hospital y esto requiere un conocimiento especial, por eso nos asesoramos de gente con características de talla mundial. Traemos los mejores avances de la ciencia para implantarlos entre nosotros”.

El complejo médico “es majestuoso”, describió el banquero cuando contó paso a paso la distribución y los servicios que tendrá. Visitaron varios hospitales del mundo para traer las mejores experiencias no sólo técnicas para la construcción, sino médicas para la operación, explicó. “Una de las cosas fundamentales de estas clínicas será la enseñanza. Allí vamos a formar a los profesionales y especialistas que tratarán a los pacientes más adelante”. Los informes y exámenes estarán en tiempo real disponibles para los especialistas y de esa forma se busca acelerar el tratamiento sobre cada paciente, pues actualmente en Colombia, por ejemplo, pasan 92 días desde que se sospecha del cáncer de seno hasta el momento de su diagnóstico definitivo. Un tiempo crítico, si se tiene en cuenta que en Suecia y Noruega en ese mismo lapso de tiempo se ha logrado el tratamiento completo.

Queremos ser muy estudiosos, queremos hacer mucha investigación y poder tener un gran éxito en prevención, detalló Sarmiento, quien enfatizó que con la cantidad de casos que se evidencian en Colombia, se debería poder adelantar una elevada indagación y de esa forma poder atacar la enfermedad, teniendo en cuenta que el país no está preparado para lograr una óptima atención en la población que hoy la padece.

Los recursos de inversión serán entregados por Sarmiento, su esposa y sus hijos. Una donación. Y para lograr que sea un complejo sostenible, será sin ánimo de lucro porque “nosotros no esperamos ningún dinero por este proyecto”. Ese margen operativo, como sucede en una empresa tradicional, en esta ocasión no va a los accionistas, se queda para el funcionamiento propio del CTIC, de tal forma que una vez comience a operar, el que hoy es un proyecto, podrá vivir de sus propios ingresos. Los costos para los pacientes estarán dentro de los precios que hoy maneja el sistema de salud colombiano. Los ingresos también permitirán costear la investigación y servirán para reemplazar los equipos cuando vayan terminando su vida útil. La familia Sarmiento se mantendrá al frente del proyecto.

Luis Felipe Henao, exministro de Vivienda y líder ejecutivo del proyecto, reveló que esta es la primera iniciativa del sector salud declarada por el Gobierno como Proyecto de Interés Nacional Estratégico, un estatus otorgado por la Comisión Interinstitucional de Infraestructura de Proyectos Especiales. Comentó que esta será una IPS, una prestadora de salud que ofrecerá todos los servicios tradicionales en ese esquema exigidos por la ley, y manifestó que dentro de sus misiones principales estará la prevención temprana.

En cuanto al equipo médico, se harán invitaciones a los más importantes especialistas que hoy no están en Colombia, para que regresen a su país a trabajar y, además, se enviará a muchos de los locales a formarse en el exterior con el fin de que traigan sus conocimientos para ponerlos en práctica en el país. “Ya habrá muchos colombianos que no tendrán que ir a Estados Unidos y tendremos muchas personas de los países vecinos que vendrán al país a buscar atención de calidad”, advirtió Sarmiento.

Rafael de la Hoz, el arquitecto español detrás del CTIC, narró que la concepción del proyecto está pensada en un gran balcón, para que las personas puedan sobrellevar el tratamiento y la enfermad de una mejor forma. Espera que con la calidad espacial del lugar, con los ambientes completamente distintos a las edificaciones tradicionales, se ayude en el proceso de sanación del paciente. “Este concepto es llamado el modelo de atención a través de la percepción”.

La creación, consecución y puesta en marcha del proyecto tardó tres años. Sonia Sarmiento Gutiérrez, hija de Luis Carlos Sarmiento, en unas escuetas palabras, aseguró que este proyecto fue pensado alrededor del paciente, para que se sienta bien con su familia, para que la situación angustiosa pueda ser más amable. Y ese, en últimas, es el deseo de alguien que tiene una enfermedad terminal: tener la mejor atención y estar al lado de su familia.

El Espectador

¿Qué opinas?

¿Algo para comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos textuales y gráficos aquí presentes sin permiso del autor.

Montería, Córdoba
24°
cielo claro
Humedad: 94%
Viento: 3m/s NNO
Máx: 24 • Mín: 22
30°
Jue
32°
Vie
35°
Sab
35°
Dom
34°
Lun
To Top