La Nota Positiva

Inauguran centro de detención para ciudadanos “revoltosos”: Alcaldía y Policía

En horas de la mañana de este viernes 13 de abril, el alcalde Marcos Daniel Pineda García, el secretario Gobierno del Municipio, Salim Ghisays y el comandante de la Policía Metropolitana de Montería coronel Carlos Humberto Rojas Pabón, inauguraron el Centro de Protección a Personas o Unidad Permanente de Justicia – UPJ, ubicado en el corregimiento Los Garzones. Allí se llevarán, preventivamente, los ciudadanos que alteren la tranquilidad y convivencia en la ciudad.

Con esta acción estamos dando cumplimiento a una exigencia para los gobiernos municipales, contemplada en el Código Nacional de Policía y Convivencia, que establece la disposición de un espacio al que puedan llegar las personas que estén en medio de situaciones que pongan en peligro su integridad, bien sea porque se vean envueltas en riñas o en cualquier acto de intolerancia.

“Estamos seguros de que este espacio nos va a ayudar como un instrumento no solamente para mejorar el orden y la tranquilidad, sino también para disminuir hurtos, riñas callejas y alteración del orden público. Será un instrumento muy importante para la Secretaría de Gobierno y la Policía Metropolitana”, dijo Marcos Daniel Pineda.

El Centro de Protección a Personas está dotado de oficinas para el personal de la Alcaldía de Montería que laborará desde ahí: administrativos, psicólogo y servicios médicos. Además de la Policía Metropolitana, que permanecerá 24 horas en el lugar, se ha dispuesto de un espacio para la presencia del Ministerio Público: Procuraduría, Personería y/o Defensoría del Pueblo.

Se han preparado cuatro lugares en los que las personas que lleguen serán separadas en razón de sexo y condición: hombres, mujeres, población LGTBI y personas con alteración de la conciencia por aspectos mentales. Las personas estarán en el centro por un tiempo máximo de 12 horas desde el momento en que se haga su ingreso. Es importante aclarar que el Centro de Protección a Personas NO será un centro de retención, una cárcel o una Inspección de Policía.

Antes del traslado y como primera medida, la Policía entregará a la persona a un allegado o pariente que asuma su protección; en la ausencia de estos, se trasladará a un centro asistencial o al Centro de Protección. Al momento de hacer el ingreso, a cada persona se le permitirá hacer una llamada y de no tener forma de hacerlo, se le facilitará esta posibilidad.

 

¿Qué opinas?

¿Algo para comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top