Perla Davila: Ofrenda al Papa tendrá diseño cordobés de la trenza del sombrero vueltiao

En un espacio de su museo en el vaticano, el papa Francisco tendrá, entre las colecciones de sus visitas, la ofrenda cordobesa que, en representación de esta tierra le ofrecerá la Diócesis de Montería, con diseño exclusivo de la trenza del sombrero fino vueltiao.

Es una creación de la diseñadora y abogada Perla Dávila Martínez, quien impregnó en la tela la figura de esta prenda sabanera, declarada patrimonio cultural de Colombia.

Dávila describe que su diseño está mezclado con el morado, que es el color que representa a la iglesia, la reconciliación o la comunicación del pueblo con Dios.

La diseñadora recibió además el apoyo del artesano Reinel Mendoza, nativo del resguardo indígena Zenú, en San Andrés de Sotavento y Tuchín, quien asesoró la parte que tiene que ver con las pintas de la trenza que lleva el sombrero. Mendoza además ha representado a Colombia ante el mundo con la artesanía que confeccionan los descendientes de esa etnia.

“Lo que hicimos fue una casulla (vestidura para ofrecer la eucaristía), donde se representa el sombrero fino vueltiao, el dalón representativo con el escudo del papa, las cruces litúrgicas fueron bordadas con mostacillas, fabricamos la estola, mientras que la mitra (gorro papal) fue confeccionada en seda, pero lleva una franja elaborada por Reinel Mendoza, de la penca más fina del sombrero vueltiao”, explica la diseñadora Perla Dávila Martínez.

Agrega que además del diseño de la ofrenda al papa, se le hizo un homenaje a la flora colombiana en el que se impregnó como íconos del sombrero vueltiao la flor del limón y la flor de la cocorilla.

La confección completa la hicieron Dávila y Mendoza en el taller de la diseñadora, ubicado en la carrera 12, # 61-30, en Montería.

Recalca Dávila que todo el trabajo contó con la orientación del obispo de la Diócesis de Montería, monseñor Ramón Alberto Rolón, quien incluso, participó en la selección del diseño de la tela.

“Además enviamos una carta a la Nunciatura Apostólica, que aceptó el regalo de Córdoba como la ofrenda de la Diócesis, que fue enviada a Bogotá y de allí a Roma, donde permanecerá en el museo personal del papa”, explica la diseñadora monteriana.

El sumo pontífice decidirá por sí solo, si la utiliza en una de las liturgias que ofrecerá en Colombia, incluso, en Cartagena, tras su arribo a este país a partir del miércoles.

“La ofrenda la hice con todo el cariño del mundo, fue algo que para mí ha sido significativo espiritualmente, el camino que debía tener ya lo tiene, en Roma, ahora yo no sé si asista a la llegada del papa u observe por televisión”, explica Dávila Martínez, quien no ha planeado viajar.

Tomado: Eduardo Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.