Le empezaron a ‘cobrar’ los muertos al Presidente Trump

Las matanzas ocurridas en El Paso, en el Estado de Texas, y Dayton, en el Estado de Ohio (EE UU), este fin de semana, las críticas y responsabilidades empezaron a apuntar hacia el presidente de esa nación Donald Trump, quien en la mayoría de sus discursos emplea mensajes racistas contra los inmigrantes que residen en ese país, especialmente los hispanos.

De confirmarse oficialmente que ambas masacres obedecerían a una acción propiciada por el odio contra dicha comunidad extranjera, la Fiscalía estadounidense no descarta la idea de presentar cargos contra el gobierno actual por el delito de odio.

En medio del dolor, el llanto y la tristeza causada por las 36 víctimas mortales y los 42 heridos que dejaron ambos hechos, ciudadanos norteamericanos y latinos, grupos defensores de derechos humanos, senadores demócratas y hasta republicanos, personalidades de la vida pública en ese país y diversos movimientos políticos ‘gringos’ hacen sentir su furia hacia el presidente Trump, quien desde que asumió el mando en Estados Unidos lleva azuzando el miedo a la inmigración, empleando palabras como «invasión».

«Hemos visto un aumento en los crímenes de odio cada uno de los tres últimos años, durante una administración en la que tienes a un Presidente que llama a los mexicanos violadores y criminales. Aunque los inmigrantes mexicanos cometen delitos en un porcentaje menor que aquellos nacidos en el país, ha tratado de hacer que tengamos miedo de ellos. Es un racista y aviva el racismo en este país. Y eso no solo ofende nuestras sensibilidades. Cambia fundamentalmente el carácter de este país y lleva a la violencia», había expresado a un medio de ese país el senador Republicano, Beto O’Rourke, quien reside en EL Paso.

(AFP) Donald Trump

Y es que los cuestionamientos en contra de Trump radican en que el perpetrador de la masacre en Texas, Patrick Crusius, antes de actuar habría publicado en sus redes sociales un comentario en el que decía que se debe matar a hispanos para detener una invasión del país.

Con relación a estos hechos de sangre registrados en los últimos días en Estados Unidos, el Presidente Trump no solo los repudió y exigió todo el peso de la ley contra los autores materiales y quien haya colaborado con ellos, sino que anunció un plan para que se dé un definitivo control en la venta y porte de armas en ese país.

Te recomendamos leer: ¡A sangre fría! Estos son los jóvenes acusados de los tiroteos en EE. UU.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.