Colombia avanza en acciones y proyectos con enfoque territorial para reducir emisiones

Se apoyan cinco proyectos cuyas transformaciones demuestran la viabilidad de un desarrollo económico bajo en emisiones de gases efecto invernadero en diferentes sectores, los cuales se implementan en Antioquia, Norte de Santander, Cundinamarca, Boyacá, Bolívar, Córdoba, Cesar y Nariño.

Son ocho los departamentos del país donde se ejecuta la primera fase de cinco proyectos que fueron priorizados a través de la estrategia ‘Colombia Baja en Carbono, Adaptada y Resiliente’, que es liderada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible en alianza con Fondo Acción y con el apoyo del Gobierno alemán, cuya implementación aporta a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero; la meta es reducirlas en un 51% al año 2030.

Antioquia, Norte de Santander, Cundinamarca, Boyacá, Bolívar, Córdoba, Cesar y Nariño son los departamentos donde se vienen implementado los proyectos que pertenecen a los sectores de industria, energía, agro y vivienda, y que están a cargo de organizaciones como la Corporación Ambiental Empresarial, CAEM; la Asociación de Productores para el desarrollo comunitario de la Ciénaga Grande del bajo Sinú, Asprosig; Geofuturo, Freskaleche y Soluciones Ambientales de Nariño, que presentaron las iniciativas, que representan una reducción de emisiones en cinco años que supera las 70 mil toneladas de CO2 equivalente.

Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente aseguró que “las metas más ambiciosas en reducción de emisiones en Latinoamérica y el mundo, las tiene Colombia. En diciembre de 2020, Colombia actualizó su meta de reducción de emisiones conocida como NDC (Contribución Determinada a Nivel Nacional), aumentamos la meta de reducción de GEI de un 20% a un 51% al año 2030. Esto fue producto de un ejercicio riguroso que involucra a varios ministerios, no solo al del Ambiente, pues son varios los sectores que generan emisiones y que deben contribuir a ese propósito”.

Los proyectos, que fueron seleccionados por un comité de expertos integrado por profesionales del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y Fondo Acción, cuentan con un apoyo económico y con el acompañamiento técnico para lograr las metas trazadas en reducción de emisiones. Su financiación se sostiene gracias a la Iniciativa Internacional del Clima IKI, que es respaldada por el Ministerio Federal para el Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad Nuclear aprobada por el parlamento Alemán. La inversión total es cercana a los 6 mil millones de pesos.

De esta manera se incentiva a sectores económicos y autoridades regionales a facilitar las condiciones para la apropiación de tecnologías y conocimientos que aporten a un país carbono neutral en 2050, meta que se ha fijado Colombia para lograr descarbonizar la economía nacional al tiempo que se reduce la huella de carbono.

Las apuestas regionales para aportar a la reducción de emisiones

En los departamentos de Antioquia, Norte de Santander, Cundinamarca, Boyacá y Huila, en los municipios de Guarne, San José de Cúcuta, Sibaté, Ráquira y Pitalito, respectivamente, se fomentan proyectos de eficiencia energética de baja emisión de carbono en empresas que forman parte del sector de la industria manufacturera. Entre tanto, en Bolívar, el proyecto del Geoparque para Fabricación de CSF (Combustible sólido formulado a partir de residuos), le apunta a disminuir la emisión de Gases de Efecto invernadero a través del manejo de residuos sólidos que van a relleno sanitario de Cartagena.

En el departamento de Córdoba, el proyecto se desarrolla en los municipios de Lorica, Purísima, Chimá, Tuchín, San Andrés de Sotavento, Cotorra, Momil, San Antero y San Bernardo del Viento y se trata del fortalecimiento de sistemas productivos en la cuenca baja del río Sinú, a través de la promoción de prácticas agropecuarias bajas en carbono como la conversión de energías convencionales a energías más sostenibles en los sistemas de producción piscícolas colectivos; el fortalecimiento en la implementación de sistemas silvopastoriles con pequeños productores; y el aprovechamiento de residuos orgánicos de la producción agropecuaria, incluido el estiércol de bovino.

En el Cesar, en los municipios de La Gloria, Aguachica, Gamarra, Curumaní, Tamalameque y Chimichagua, inició la primera fase del proyecto ‘Plan Vaca Madrina – La Alquería’, que busca fomentar la competitividad de los pequeños productores de leche tropical de la mano de prácticas productivas con un impacto positivo en la reducción de las emisiones de GEI. Y en Nariño, la apuesta es por el aprovechamiento de residuos plásticos, en línea también con el modelo de Economía Circular que se viene fomentando en Colombia, maximizando el aprovechamiento de residuos plásticos en la ciudad de Pasto.

A través de la Estrategia Colombiana de Desarrollo Bajo en Carbono, también acompaña el diseño y formulación de 20 iniciativas de mitigación del cambio climático, como parte de la consolidación de un portafolio de proyectos innovadores, donde se evaluaron 225 propuestas provenientes de diferentes partes del país. Así mismo, y con el propósito de garantizar en el mediano y largo plazo la sostenibilidad a estas acciones, se brindó formación sobre los retos y oportunidades regionales para mitigar el cambio climático en Colombia, llegando a 1.500 personas, a través de convenios con la EAN, la Universidad del Norte y la Universidad de Ibagué.

También se ha fortalecido al sector público mediante el curso “Territorios Empoderados”, en los que han participado más de 1.160 personas. Además, se facilitó y financió el diseño y desarrollo de cinco instrumentos para reducir emisiones, de acuerdo con las necesidades de las entidades territoriales en los departamentos de La Guajira, Antioquia, Cundinamarca y Valle del Cauca.