País

Colombia, un país donde su población está envejeciendo según el Dane

El Dane dio por culminado el proceso de recolección de datos poblacionales puerta puerta, con lo que se da por terminada la operación del Censo 2018.

Según cifras preliminares entregadas por la entidad gubernamental, en el territorio nacional hay alrededor de 45.5 millones de personas, cifra lejana a los más de 50 millones de habitantes que se había proyectado que se alcanzaría, con base en el censo 2005.

La entidad evidenció que cerca del 65% de las personas censadas tienen entre 14 y 65 años de edad, disminuyendo el número de habitantes que tienen entre 0 y 13 años.

Juan Daniel Oviedo, director del Dane, aclaró que los datos entregados este martes son preliminares, sin embargo considera que el definitivo será muy cercano al conocido en la primera entrega.

Respecto al ‘descache’ en cuanto al número de habitantes que proyectaba el Dane, Oviedo insistió que ello estaba anunciado debido, entre otras razones, a que hubo un desfase por el tiempo que pasó antes de llevarse a cabo el censo, teniendo en cuenta que debió haberse hecho en 2015.

“Las proyecciones de 2005 estaban proyectando un país en el que el tamaño promedio por hogar era de 3.8 personas, y el censo de 2018 lo que nos está diciendo es que tenemos en promedio tres personas por hogar (…) las proyecciones se descachan entre más lejos lleguen; este censo estaba previsto para hacerlo en 2015 y desafortunadamente solo lo pudimos hacer este año”.

Además, el director del Dane también reveló un crecimiento acelerado de la población adulta, es decir, por cada 100 niños hay 41 adultos mayores, mientras que hace 15 años por cada 100 menores solo había 13.

“Se confirma que Colombia se está envejeciendo y que efectivamente todas las políticas de formalización laboral son imprescindibles para garantizar la equidad intergeneracional entre jóvenes y más adultos mayores que tenemos en el país”, agregó Oviedo.

La entidad también señaló que el censo reflejó que en los estratos altos hay una mayor participación de hogares compuestos por una y dos personas, lo cual muestra que “la consolidación socioeconómica de la clase media lo que ha llevado es a una reducción gástrica del tamaño de personas por hogar para poder incrementar su capacidad de pago”.

De igual modo, indicó que la tasa de urbanización documentó que la participación de colombianos que viven en hogares urbanos pasó de 76% en el censo del 2005, a 78% en el de 2018.

“Tenemos más colombianos en ciudades en lugares más pequeños con un poder adquisitivo más alto, pero en términos globales la clasificación en términos de estratos sigue prevaleciendo en el país”.

Por último, Oviedo manifestó que la información procesada reveló que en el tema de los hogares unipersonales hubo un crecimiento importante, teniendo en cuenta que el registro de 2005 era de 11%, mientras que en este momento hay un 18%.

“Ese mismo incremento se vio en los hogares de dos personas. Lo que nosotros estamos viendo es una masificación de ese concepto de hogares unipersonales o de dos personas, en los que ya podemos establecer que esos hogares están siendo candidatos a ser acomodados y con mayor poder adquisitivo por su estratificación socioeconómica del servicio de energía eléctrica”, concluyó.

¿Qué opinas?

¿Algo para comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top