El enredo de Álvaro Burgos, la Fiscalía y Armando Benedetti

El abogado Álvaro Burgos del Toro, considerado uno de los testigos claves en el caso del senador Armando Benedetti, en la investigación del ‘Carrusel de la educación’ y quien fue trasladado a La Picota después de estar en la cárcel Las Mercedes, de Montería, denunció que fue engañado por la Fiscalía General.

La carta que envió el abogado a la Corte dice, entre otras cosas:  «… En todas esas declaraciones, se encuentra viciada por el engaño del que he sido víctima y deben ser excluidas de cualquier proceso que se adelante por estos hechos”.

Además de denunciar, renunció al principio de oportunidad que había firmado con el ente investigador, pidió a la Corte Suprema que no tenga en cuenta la declaración que dio ante las autoridades, en las cuales, bajo declaración juramentada, había relacionado a Benedetti con el cobro de comisiones para beneficiarse de los fallos judiciales que ordenaron el pago de grandes sumas de dinero al Magisterio de Córdoba.

Armando Benedetti desde un principio ha rechazado los señalamientos de Burgos y ha dicho que no hay coherencia en sus declaraciones.

Fiscalía no se quedó quieta

Ante la repentina carta que envió el jurista a la Corte Suprema, en las últimas horas se conoció que la Fiscalía envió un documento al juzgado 1º de Lorica, en este solicita que se cancele la audiencia de legalización de negociación con el jurista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.