País

Ha pasado más coca por la nariz del fiscal que por mis manos: Santrich

En diálogo con La W, Jesús Santrich, se defendió de las acusaciones de narcotráfico que pesan sobre él.

En primicia para La W, Jesús Santrich aseguró que se dejará morir de inanición antes de permitir su extradición y criticó las actuaciones del fiscal Néstor Humberto Martínez, en su caso, al afirmar que “es más probable que pueda pasar cocaína por la nariz del fiscal general de la Nación que por mis manos”.

Sobre su relación con Marlon Marín, sobrino de Iván Márquez también capturado por presuntamente hacer parte de una red de narcotráfico, Santrich explicó que fue una relación de trabajo pues “él venía presentando unas ideas de proyectos productivos, específicamente sobre granjas econativas en las zonas donde se implementarían los acuerdos de reforma rural. Esto lo venía haciendo con algún funcionario del Ministerio del Posconflicto, incluso con el doctor Pardo”.

Agregó que no conoce a los otros dos capturados y que nunca se reunió o habló con ellos y que no puede decir que confíe en Marín porque “los montajes están a la vuelta de la esquina. Yo confiaba en sus proyectos agroproductivos, en sus granjas econativas, no puedo responder por sus actos”. Además, aclaró que Iván Márquez no lo recomendó pues “tiene la costumbre de no recomendar a nadie, ni de su familia ni de sus amistades”.

Santrich también se refirió a Rafael Caro Quintero, quien es señalado como un importante jefe del Cartel de Sinaloa y de quien no negó que se lo presentaron como una persona que quería invertir en proyectos productivos en Colombia.

Sin embargo, dijo que no tenía conocimiento de sus presuntas actividades con el narcotráfico. “Es muy difícil que yo tenga en mi mente quién puede ser narco o no. A mi casa llegó mucha gente con la idea de contribuir a impulsar el proceso de paz y toda la gente que llegó fue registrada por la Policía Nacional y la UNP. Mi casa siempre estuvo con las puertas abiertas para todo el que quisiera entrar a hablar del proceso, entonces no tengo un registro detallado de quién puede estar o no involucrado, eso le corresponde a las autoridades”.

Respecto al cuadro que le regaló, dijo que “cuadros he regalado por decenas y libros también, así que es posible que lo haya entregado a Rafael Caro, a quien repito no conozco directamente, sino la referencia de ser un inversor en proyectos. Es posible, como le regalé un cuadro al general Naranjo, al ministro Pardo, a mucha gente. En todo cuadro he suscrito la intención de que se aporte al proceso de paz en Colombia”.

Además, cuestionó que se afirme que él sabía que Caro Quintero era narcotraficante. “Si yo tengo conciencia de que estoy tratando con alguien con ese tipo de imputaciones ¿iba a ser algo público, tomar fotografías con alguien, hacer una reunión en un sitio resguardado por la Policía? Eso no tiene lógica”.

¿Qué opinas?

¿Algo para comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top