País

La estructura es el mayor símbolo del narcotráfico en Medellín

Blanco de dos atentados terroristas y uno de los símbolos más sensibles del auge del narcotráfico en Medellín, el edificio Mónaco será demolido para ubicar un monumento en memoria de las víctimas de Pablo Escobar y su llamada época del terror.

La estructura hecha con fines residenciales, se estremeció en enero de 1988, por cuenta de un atentado perpetrado por el cartel de Cali contra Pablo Escobar, que dejó tres personas heridas y 10 fallecidas. Doce años después, el Mónaco resistió la explosión de una bomba de 40 kilos cuando funcionaba allí el CTI de la Fiscalía.

El anuncio de la construcción de un parque, lo hizo el alcalde Federico Gutiérrez que siempre manifestó su oposición a la idea de que en este sitio, que fue entregado en el 2008 a la policía, funcionara la central del 123 y la Sipol, decisión que costaría más de 33 mil millones de pesos.

Para la ciudad que es cohabitada por defensores y detractores de Escobar, no ha sido sencillo definir como hacer memoria histórica sin rendirle apología al delito. El escritor y periodista Reinaldo Spitaletta explicó que la construcción de este monumento debe ir acompañada de pedagogía ciudadana para que se conozcan las consecuencias de la narcocultura.

Según un estudio de la Universidad Nacional, el edificio en abandono y cuyas redes eléctricas e hidráulicas han sido saqueadas, no cumple con las normas actuales de sismoresistencia y su recuperación tardaría 264 días. La administración municipal no ha revelado más detalles sobre el homenaje a las víctimas que estará ubicado en el barrio El Poblado, uno de los más exclusivos de la ciudad. Mientras eso pasa, continúa la discusión de cómo y para qué sirve recordar a Escobar.

¿Qué opinas?

¿Algo para comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top