Tierralta añora que llegue la paz

Tierralta, uno de los municipios de Córdoba y de Colombia que más ha vivido el flagelo de la violencia, se ha congregado recientemente de forma masiva en dos importantes eventos de cara al plebiscito. En dos jornadas en las que varios funcionarios públicos del país hablaron cara a cara con las comunidades, se dejó por sentado el sentir de la gente que, en cabeza de sus líderes gremiales, le dice sí a la paz. Entre los anuncios más importantes que se dieron está la legalización del barrio 9 de agosto y la ejecución del acueducto regional para Valencia y Tierralta.

La Prensa Web hace un breve recuento de los anuncios que se hicieron en el Alto Sinú:

Juan Pablo Pineda, viceministro de Agricultura: “Dicen que el campo estaba olvidado, pero no es así, en realidad no existía. El campo colombiano tiene un atraso de 60 años, tiempo en el que no se han podido hacer inversiones por la violencia. El sí significa que vamos a poder reconquistar nuestras tierras. Tierralta es un municipio con posconflicto cíclico, con varias desmovilizaciones. Esta oportunidad no puede dejarse pasar”

Sara Piedrahita, representante a la Cámara: “La paz se construye desde las regiones, mirando a esos territorios a los que nunca llegan las inversiones. Aquí están quienes han sufrido por más de medio siglo la guerra. Hoy celebramos la legalización de las tierras del barrio 9 de agosto de Tierralta y esto no es solo la legalización, es la nueva historia de este sector, una nueva era con viviendas dignas y alcantarillado. Ya es hora de pasar la página”.

Iván Mustafá, director del Fondo de Adaptación: “Sí a la paz es tener más recursos para inversión social y no para la guerra, es menos muertos, es beneficios económicos para todos y esa es la oportunidad que nos da este proceso de paz. Esta no es la paz de Santos o de Uribe, es la paz de Colombia. Esta es la oportunidad para que el conflicto no vuelva a suceder. A mi padre lo asesinó el ELN, un dolor que vivió mi familia entera y puedo decir que el perdón no cambia el pasado, pero cambia el futuro”.

Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda: “El mundo ve a Colombia ahora como ejemplo a seguir. Hay que dar el paso, no hay que hacerle caso a los que quieren que el país siga en guerra, los únicos que ganan con la guerra son los que venden las armas. Con un helicóptero artillado que se deje de comprar se pueden arreglar todas las vías del municipio de Tierralta. El plebiscito es la fiesta cívica más importante de Colombia, la última que se dio fue en 1957 cuando los colombianos decidieron que las mujeres podían votar. Somos demócratas y hay que salir a votar”.

Juan de Jesús Domicó, representante de los Embera Katíos: “Necesitamos educación, salud digna para los indígenas porque en estos momentos lo que queremos es un enfoque diferencial. Somos los más marginados de esta zona, no tenemos energía, internet y necesitamos que nuestras nuevas generaciones aprendan. Queremos viviendas dignas, así como las de ustedes. Una ambulancia fluvial también nos hace mucha falta”.

Ubeimar Martínez, líder del barrio 9 de agosto: “Legalizar el 100 % de las 43 hectáreas que componen este barrio es un gran logro, sobre todo cuando casi todo nuestro municipio está bajo Ley Segunda. Ahora necesitamos inversión social”.

Manuel gonzález, líder campesino y representante del corregimiento de Crucito, Tierralta: “Recibimos con beneplácito que una comisión le haya apostado a dialogar con las Farc. Como representante de Crucito, donde se ha focalizado una zona veredal para la guerrilla de las Farc, debo decir que queremos que no sea como en procesos pasados en los que solo nos han utilizado y nos dejan en el olvido”.

Edwin Besaile, gobernador de Córdoba: “Hoy, hay una tranquilidad inmensa porque todos los dirigentes políticos del departamento estamos en una sola línea de trabajo en beneficio de todo el departamento de Córdoba. Me llena de mucha esperanza que la inversión que se iba a la guerra, casi 90.000 millones de pesos diarios, ahora se vaya para inversión social, para el mejoramiento de la salud, de la educación, de la infraestructura vial, de la seguridad alimentaria”.

“Tenemos estructurado un proyecto de casi 90.000 millones de pesos de la mano del director de Departamento de Planeación Nacional, Simón Gaviria, para la ejecución del acueducto de Tierralta y Valencia. El objetivo es que los habitantes tengan agua potable las veinticuatro horas del día”.

Fabio Amín Manzur, representante a la Cámara: “Quienes le apuestan al fracaso de la paz han dicho muchas mentiras, dijeron que las Farc no iban a firmar y el pasado lunes 26 de septiembre firmaron el acuerdo, que no iban a dejar las armas y que no se iban a concentrar. Pues bien, Tierralta es territorio de experimentación de la construcción de la paz, hay una zona veredal de concentración transitoria en la que algunos guerrilleros de las Farc entregarán sus armas a la ONU. Tierralta le dice sí a la paz”.

Arleth Casado, senadora: “Con las grandes inversiones sociales es que se puede derrotar la guerra. Este es un municipio con una extensión cinco veces más grande que el departamento del Atlántico, con Valencia como vecino. Estos dos municipios han sido azotados por la violencia históricamente y ya es hora de cerrar la brecha”.

Simón Gaviria, director del Departamento de Planeación Nacional: “Estudios internacionales calculan que la economía de Colombia crecería 1,4 % más con la firma de la paz. Se dimensiona que esto podría llegar a ser entre 140.000 y 190.000 empleos más, y no cualquier tipo de empleo, sino empleo digno, como merecen los colombianos.

“La ministra de trabajo ratificó 2.500 cupos adicionales para el programa de Adulto Mayor en Tierralta. Es la paz la que permite hacer ese tipo de ejercicios”.

Queremos usar recursos para hacer cosas en Tierralta, avanzar para dejar casi lista la vía del kilómetro 15 a Tierralta y traer alcantarillado. Esperamos tener todo listo antes de finalizar este año. Quedan dos tareas pendientes para este municipio: una, construir la vía en mención, pero para eso hay que actualizar los estudios de Invías, y otra, el acueducto regional que está pendiente de viabilización del Ministerio de Vivienda. Me comprometo a avanzar en eso, pero necesito que quienes están en la mesa me ayuden. Yo pongo, la Gobernación pone, la Alcaldía pone y los congresistas nos ayudan buscando recursos en otros ministerios».

“Cuando llegamos a Planeación Nacional la vía Valencia – San Pedro de Urabá no tenía estudios ni diseños, por eso tomamos la decisión de darle la orden a Fonade de que empezara a estructurar. Cuando la vía esté estructurada le vamos a encontrar su financiación, primero hay que estructurar el proyecto”.

“Una persona a la que que obligan a salir del campo pierde el 90 por ciento de posibilidades de recibir ingresos. Montería ha recibido 120 mil desplazados; Tierralta, 42.000; Valencia, 24.000. Esta es gente que entra a competir directamente por vivienda, educación, empleo, salud, familias en acción y otros programas. El fin del conflicto es el fin del desplazamiento”.

Fabio Otero, alcalde de Tierralta: “Mi pueblo en un solo tono dice sí a la paz. Estamos muy contentos, llenos de esperanza. Hoy necesitamos de grandes obras, como el acueducto regional que se va a construir de la mano del director de la Dirección de Planeación Nacional. Nuestro territorio está, la mayoría, en ley segunda, la idea es ir sustrayendo y forestando, estamos hablando de más de 50 mil hectáreas que se recuperarían, allí la gestión que promulga el Ministerio de Medio Ambiente es fundamental”.

[foogallery id=»3077″]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.