El Hospital Sandiego, de Cereté, aumentará su capacidad de UCI y prepara áreas para Covid-19

El Hospital Sandiego, de Cereté, aumentará su capacidad en 27 camas para Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y habilitará otras 6 para aislamiento, con el fin de enfrentar la emergencia por covid-19.

Estas adecuaciones hacen parte de la estrategia emprendida por la Superintendencia Nacional de Salud para proveer al menos 1.800 camas adicionales en los 11 hospitales del país que tiene bajo su intervención. De ese total, 440 camas son para cuidados intensivos con lo cual se busca mitigar la carga para la red hospitalaria en el país.

En el hospital Sandiego se está adecuando la antigua unidad renal con red de gases medicinales, red eléctrica aire acondicionado y todos los servicios de apoyo para ocho camas de UCI, seis cubículos aislados en el área de procedimientos y consultorios, la cuales se destinarán al aislamiento primario de posibles contagiados. La atención de pacientes con patología respiratoria se realizará en forma independiente al servicio de urgencias en el área actual de consulta externa y se complementará con las áreas de aislamiento y cuidado intensivo.

Así mismo, se están reponiendo el transformador de 400KVA y se están arreglando y adecuando con la compra de colchones y mantenimiento, otras camas que tiene el hospital.

Inicialmente, mientras entra en funcionamiento la unidad independiente para manejo de covid-19, en el área de urgencias se destinó un consultorio específico para pacientes con patología respiratoria y un área de aislamiento temporal para la toma de muestra y se instalaron dos lavamanos, uno en el ingreso a urgencias y otro en la entrada principal.

En en segundo piso se tiene diseñada una unidad de 19 camas de cuidado intensivo, la cual requiere financiación para su inicio. En este momento el hospital tiene dos ventiladores en funcionamiento y 5 monitores, por lo que se está gestionado la dotación de 38 camas, 27 ventiladores y 38 monitores con el Departamento y la Nación a través de la Supersalud. Otros elementos que se están tramitando son un equipo de RX portátil, tres carros de paro, tres carros de medicamentos, tres electrocardiógrafos, siete equipos de succión portátil, 27 fonendoscopios, siete tensiómetros, siete equipos de órgano de los sentidos, 27 mesas auxiliares puente, 27 escaleras de dos pasos, 54 atriles, 7 balas de oxígeno de transporte y 15 computadores para las historias clínicas.

Hasta la fecha el hospital ha invertido $133 millones para atender la emergencia, con lo que se han adquirido mascarillas quirúrgicas, mascarillas de alta eficiencia N-95, careta facial, traje completo manga larga impermeable, batas manga larga impermeable, jabón quirúrgico, alcohol glicerinado y dispensadores de toallas, que se han distribuido en todas las áreas del hospital para la protección de todos los trabajadores, al igual que elementos para toma y transporte de muestras y dispositivos médicos para atención de covid-19.

Se han adoptado otras medidas, como la restricción en los horarios de visita para acompañantes y visitantes y la teleconsulta en las diferentes especialidades.

De esta manera, la Superintendencia Nacional de Salud sigue adelante con la estrategia para apoyar la fase de mitigación del Covid- 19 y así garantizar la atención oportuna de los usuarios que hayan sido diagnosticados.

Una de ellas es ampliar, dotar y/o remodelar servicios en hospitales que hoy se encuentran bajo alguna medida especial por parte del ente de control, como los es el San diego, de Cereté.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.